Del ahogado el sombrero…

2/8/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras. Esta columna también podría llamarse  “Mi consciencia no tiene precio” pero el tema del sombrero me atrajo más, además de estar de moda por esta época el uso de dicho accesorio.

Usaré como introducción lo que alguna vez refirió un amigo político: “Los mandatarios tienen 3 años y medio para hacer su gestión, y depende si fue mala en ese tiempo están huyendo o defendiéndose de escándalos y si fue buena está  cortando cintas”, y tiene razón, porque a estas alturas se pueden ver gobernantes sorpresivamente sensibles con temas que fueron “cenicientas” durante su gobierno, pero ahora que hay ley de garantías y que están cerca a procesos de empalme y cierre, se les da por buscar a personas que hemos trabajado de manera voluntaria y comprometida por temas sociales como infancia y género para proponernos desarrollar proyectos, esto puede tomarse como un insulto y un descaro aunque sus mensajeros lo llamen “oportunidad de ejecutar rubro”.

Parece que ellos con su mentalidad corrupta consideran que todos los demás somos así, no pretendo postular un criterio moralista sino exponer que cuando la esencia de una persona es la honestidad sus actos siempre están identificados con dicho valor. Así mismo, cuando la decisión es ser libre pensador/a no hay precio para ello, sino un valor que corresponde a la libertad y la responsabilidad de hacer análisis de manera argumentada y/o documentada.

“Del ahogao el sombrero” significa entonces, la estrategia de los que no han hecho la tarea prometida, aquellos que le apostaron más al cemento o al “marketing político”, que a la gestión social y que reciben la crítica diaria de quienes votaron con la convicción de no ser decepcionados. Es lamentable que al leer los planes de desarrollo se encuentren compromisos de construcción de políticas públicas, observatorios o programas sociales que jamás se cumplieron, es más que vergonzoso que ellos pretendan hacer en dos meses lo que no hicieron en 3 años y medio.

Las organizaciones sociales (independientes) desarrollamos iniciativas que pretenden buscar respaldo con las entidades territoriales no por color político sino por interés común de aportar al desarrollo, entendiendo la corresponsabilidad que tenemos como ciudadanos/as; pero se termina trabajando en alianza con entidades privadas o académicas, porque si no se pertenece al grupo político de turno no se apoyan las buenas ideas, lo paradójico es que a pocos meses de entregar cargos y cuando ya se ha tomado la decisión de no trabajar ningún proyecto con un gobierno que no tiene voluntad política para las ideas propuestas, lleguen diciendo que aunemos esfuerzos, ¿Por qué no lo hicieron cuando era el tiempo?

En este sentido, es penoso que los cargos públicos se conviertan en “gestiones pro familia y pro amigos” que impiden el desarrollo de una real democracia; los gobiernos son de la ciudadanía, no son empresas privadas, ni tiendas de barrio; es hora de no esperar seis meses antes de terminar el cuatrenio para lanzar el sombrero de salvación y salir corriendo a hacer propuestas sospechosas, irrespetuosas y alejadas de toda posibilidad de ejecución (adecuada). Si bien hay personas que pueden recibir dinero como trueque para silenciarse y hacer parte del equipo de “aduladores” de la gestión que debió hacerse pero que no se hizo, dejo públicamente dicho que no soy de esa línea y mis respuestas a dichas propuestas siempre serán un contundente NO.

Aunque es muy usada la frase “del ahogao el sombrero”, es preciso aclararles a algunas personas que yo no hago parte ni del rio revuelto, ni de la moda “presuntamente rejuvenecedora” del uso del sombrero; así que seguiré interviniendo en emisoras, diarios y foros con críticas argumentadas hacia las gestiones (no hacia personas) procurando aportar siempre al bien común del territorio; dejando claro que cuando un gobernante haga bien su trabajo, seré la primera en reconocerlo pero no bajo pagos de opinión, sino como una sujeta pensante y transparente.


Ojalá que las personas que serán elegidas para el cuatrenio 2016-2019 entiendan que es momento de gobernar nuestra tierra y de hacerlo juntos sin excluir a quienes no estén en campaña o en la rosca, pero que si tienen propuestas para aportar; para así retornar a una real gobernabilidad donde la Guajira, Riohacha y los diferentes municipios sean primero que los intereses particulares. Amanecerá y veremos, he dicho.

CARTA A UNA AMIGA

21/7/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras (@FACOSTAC). Hoy acudo a las letras vivas que pretenden cautivar tu atención y tus emociones, para lograr que me leas porque sé que la lectura no es tu fuerte; debo confesar que te pareces tanto a mí, que en ocasiones me abrumas y confundes.             
                                                                                           
Con tus  estados volubles me recuerdas que algunas personas han huido de mí, por esa misma causa; a veces te invaden episodios “bipolares” y solo te satisface pedir auxilio en 140 palabras en  twitter o con un mensaje romántico por el chat privado, pero sin aviso alguno te instalas nuevamente en tu mundo e intentas mostrar una imagen que poco tiene que ver contigo, pues aunque parezcas  una persona insensible, tienes un corazón que no es de piedra sino que metafóricamente podría definirse como una galletita mojada en leche.

Eres tan caribe como yo, amas la música, el deporte, la locura, las comidas pronunciadas en castellano y que no pierdan el toque criollo,  las tertulias con amigas divertidas y viajar juntas para seguir acumulando anécdotas de hermandad que nos permiten tener un lenguaje en clave al que  pocas personas tienen derecho de admisión.

Así fluye todo lo que Dios une,  peleamos con más intensidad que con nuestros novios y nos reconciliamos incluso sin planearlo, me has herido y yo a ti, y sé que hemos llegado a pensar (aunque no lo hemos dicho) que nos alejaremos para siempre, creamos una película que solo existe en nuestra mente y generalmente pasamos de villanas a protagonistas enamoradas, entonces, buscamos madrinas o padrinos para que sean conciliadores, o nos inventamos un saludo desprevenido por chat o una llamada inesperada y la hermandad revive; así de chiflada es una relación entre dos amigas que se parecen tanto, dos intensas, sensibles, pechichonas y que juegan a parecer las más “anticursis”, tal vez, con la intensión de evitar el  dolor de alma, al que personalmente le tengo mis respetos porque no es de fácil curación, pues ni el ibuprofeno lo calma.

Esta carta puede parecer extraña, especialmente en un  mundo donde nos da pena amar y nos enorgullece pelear, donde hacer el amor se vuelve pecado, abrazar a veces se olvida, las miradas están pasando de moda y las amistades se viven más desde el chat que personalmente; las cartas en este mundo agitado quedaron como los copetes de Alf, pasados de moda y sirviendo de chistes entre amigos que guardan algunas de esas escritas en la infancia; ya pocas personas escriben cartas o dan regalos creativos, porque todo está hecho y así de facilista es el comercio.

Pero hoy como en varias situaciones de mi vida, no me importa si me burlan o si piensan que soy la más cursi;  simplemente diré que me enamora ser tu amiga, soñar con que seas la madrina de mi futura hija, reírme imaginándote llorar en mi matrimonio o suplicándome que no me olvide de ti, cuando mi día trascurra entre ser la mejor esposa, mamá y profesional.
Yo soy tu amiga porque no me como el cuento de que seas una insensible, cínica y egocéntrica como te encanta parecer; porque te conozco en los días donde no te soportas ni a ti y te vuelves consentida; porque sabes ser leal, te entregas con la fuerza del amor y demuestras que se puede contar contigo aunque ni por equivocación te permitas decirlo.

Comprendo de ti lo mucho que te pareces y no pareces a mí, admití tu presencia en mi vida porque fuiste un regalo de Dios, no planeamos conocernos, nadie nos presentó, solo fuimos como dices tú, una mutua bendición; hoy escribo con el amor que nos une, aunque duela el corazón por tus episodios groseros, sabes que no tengo ningún impedimento en aceptar públicamente que soy una galletica mojada en leche que aparenta en ocasiones ser una (dura) panela  inmune al agua.

Y tomo la curva final de estas letras con la certeza de que no tengo que mencionarte para que sepas que esta carta es para ti, porque aunque muchas cosas jueguen a hacernos antónimas hay infinitas locuras que nos unen, solo te recuerdo que aunque a las amigas no se pierdan, pues nunca nos bajamos de la ruta compartida aún en los peores momentos de la vida, eso no implica que puedas exageradamente lastimarlas; porque una amiga (real) está lealmente y no como un episodio eufórico - de fans enamorados - que pasa de moda con los años.

Soy de ti como tú de mí, pero por favor cuida de tus amigas como si fuera no el último, sino el único día que tienes para amarlas, porque recuerda que el amor de hermandad es a veces más complicado que el amor erótico, maternal o familiar y sabes ¿Por qué? Sencillo, porque las amigas tenemos un poco de intensidad materna, celos de novio y exigencia familiar, es decir, somos la combinación perfecta entre todas las clases de amor.

P.D: Recuerda la gran responsabilidad que implica decir “nunca” o “siempre” y el riesgo que significa tomar decisiones en momentos de euforia.

Pajazo mental

24/6/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras (@FACOSTAC). La humanidad históricamente ha sido víctima ( y cómplice) de la politiquería, por eso se escuda en pajazos mentales que le resguardan de cualquier decepción fulminante; en los últimos debates políticos he analizado con mis sentidos agudizados, quizás por mi etapa evolutiva o por no resignarme a tragar entero, que cada vez se van perfeccionando los discursos mentirosos de quienes pretenden el poder, comenzando por lemas “poéticos” que poco tienen de coherentes; los candidatos/as se promueven salvadores del mundo y profetizan tener en sus planes de gobierno, las soluciones precisas para lograr dicha hazaña.

Pero lo más descarado de los pajazos mentales es que algunos inmersos en sus egos y en la poca transparencia que les queda, afirman que ellos no decidieron postular sus nombres sino que el pueblo en pleno clamó por ellos, otros dicen que cuatro años no les alcanzó para convertir a los “macondos olvidados” en  “metrópolis”, que por favor le permitan a su nuevo candidato la continuidad a tan buen gobierno, algunos afirman que todos los políticos son corruptos menos él y que llegó el tiempo de la infancia, la mujer y la juventud, ah… y para completar el kit de (repentino) amorío por lo social, incluyen a los adultos mayores; pero cuando llegan al poder convierten el área social en la cenicienta de su gobierno; la otra moda es invertir más tiempo en buscar los antecedentes “penosos” de sus contrincantes para jugar sucio, que en estructurar propuestas realizables; y la comunidad continúa entre actitudes de sobrevivencia buscando el mejor postor y soñando con el contrato que les permita garantizar las necesidades básicas, comprar el carro último modelo o la casa soñada.

La politiquería es el ejemplo puro de los pajazos mentales, el pueblo juega a creerlos y los candidatos o candidatas a convencerlos, porque se trata de promover un mundo ideal que nadie ha podido construir pero que ahora el de turno por arte de magia dice tener la receta perfecta para lograrlo.

Algunos acuden al pajazo mental de creerse y proyectarse como los grandes académicos, investigadores, pacificadores o feministas, nadie les gana en humildad ni en altruismo, si es posible responden todos los mensajes de las redes sociales, envían tarjetas felicitando hasta por el día del árbol, se declaran amantes del arte y nadie les gana en devoción a Dios; pero solo llegan al poder y se les olvida la humanidad porque la entrada a su reino los satura de ego criollo y/o arribista, ese mismo, que no les deja pensar en el bien del territorio que le encomendaron gobernar.


Y esta historia algo triste, se repite cada cuatro años o cada elección atípica, en los que el mismo pueblo que sigue en la pobreza después del incumplimiento del politiquero de turno y que dice a gritos en las esquinas que no volverá a votar por nadie, se pelea con el vecino o el amigo porque habla mal del candidato que ha escogido para apoyar en este nueva oportunidad; por lo cual, se vuelven debates electorales tan viscerales que las ideas pasan a un cuarto o quinto plano, porque en los primeros está el pastel de olla, los diez mil pesos por el pago de hacer puerta a puerta y la camiseta o la gorra de colores vivos, de esos que en el caribe le llamamos “ quitaguayabos”; pero un alto porcentaje de los electores jamás leen ni son informados del plan de gobierno de su candidato o candidata, al final de cuentas, eso se refleja en un plan de desarrollo repleto de incumplimientos, donde los niños, las mujeres, los jóvenes y los adultos mayores son sustituidos por parques, cemento, letreros o cualquier obra “tangible” que salga en fotos de alta resolución para presentar en las portadas de revistas, portales de noticias o diarios; pues el desarrollo social, la desnutrición, la igualdad de género y la prevención de la violencia no suma mucho en la carrera incontrolable por mostrarse como el mejor o la mejor gobernante, y ahí sigue el pajazo mental, seguir convencidos que son los mejores, pero si el pueblo despertara y no se resignara a un contrato (silenciador) de protestas, los pajazos mentales cesarían y entonces muchos de los que han sido o están por ser elegidos gobernantes de nuestros territorios, no tendrían la más mínima posibilidad de serlo. Despierta pueblo, probemos como nos va despertando de los pajazos mentales!

Villanueva y su eje productivo

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Hernán Baquero Bracho. Dentro de los 5 ejes temáticos que hay que desarrollar para que Villanueva retome su línea de prosperidad y de encausar su línea ascendente para recuperar el tiempo perdido, uno de sus ejes más importantes o por qué no decirlo el más fundamental es el eje productivo, que se encuentra alicaído desde hace décadas y por ello la productividad y la competitividad se perdió por los caminos de la ineficiencia y de la ineficacia de los mandatarios de turno, con la excepción del primer alcalde elegido popularmente, Narciso Guerra Torres, quien le metió la mano al campo, pero después de él, el sector decayó de manera abrupta, lo que volvió al municipio inviable y que dependiera de otras líneas de producción, especialmente su economía informal que creció a un ritmo de más del 200%, aunado a la violencia que vivió Villanueva por culpa de la subversión y del paramilitarismo. Hoy podemos decirlo que su variable más fuerte de su economía, se encuentra en cuidados intensivos, después de ser Villanueva la despensa agrícola y ganadera del sur de La Guajira y del norte del Cesar, donde contribuía con el 75% de PIB municipal en las áreas anteriormente señaladas.

¿Qué hacer? Volver al campo, no existe otra fórmula, para que Villanueva retome esas líneas de productividad y de competitividad. Lo primero que hay que hacer y es prioritario y de urgencia manifiesta es arreglar y poner en marcha las vías terciarias que se encuentran en mal estado, tanto las que van hacia la Serranía del Perijá, base fundamental del desarrollo  agropecuario en más de 100 años, donde la Sierra Negra se convirtió en punta de lanza de esa productividad y donde se inició en Colombia el cultivo de café, que hoy da lástima que los productores se encuentran en un abandono total por parte del Estado colombiano y necesitan con urgencia la renovación de sus cafetales y pensar que en esta área se produce el mejor café gourmet del mundo. No hay derecho que ni la secretaria de desarrollo económico departamental, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, adelanten unos programas exitosos para recuperar este renglón de la economía villanuevera. Las otras vías terciarias que se encuentran en muy mal estados  son las del valle de Villanueva, que siendo las mejores tierras con que cuenta Villanueva para el desarrollo ganadero y agrícola, dan grima en su estado de postración en que se encuentran.

Es urgente desarrollar un programa de horticultura y fruticultura. Teniendo unos suelos tan buenos donde se producen hortalizas y frutales de excelente calidad, si desarrolláramos unos programas pensando en la línea del minifundio, bajo el sistema fiduciario y de alianzas estratégicas, de seguro se desarrollaría un clúster y nos pondríamos a tono con el mundo globalizado de hoy. Suelos de óptima calidad, pisos térmicos, agua y mano de obra barata, elementos esenciales para desarrollar estos programas.

La electrificación rural tanto en la Serranía del Perijá como en el valle de Villanueva se hace necesaria para que funcione la productividad y la competitividad, aunado a unas buenas vías  terciarias que no existen, se daría una buena conectividad entre estas dos variables, lo que generaría disminución de costos de producción y mejor calidad de sus productos y disminuiríamos las perdidas por post cosechas que es uno de los elementos que le hacen tanto daño a los productores del campo.


Pero para el desarrollo de estas variables, se debe crear un Centro Provincial, tal como lo establece la ley 617 y desde allí este centro se convertirá en una fortaleza de estudio, de alianzas estratégicas, de capacitación para los pequeños productores, y a través de él, se presentaran proyectos en ciencia y tecnología y jalonaríamos recursos del sistema general de regalías y desde allí se crearía un banco de maquinaria para ser competitivos y productivos y desarrollar e impulsar otros cultivos como el del aguacate e implementar granjas experimentales bajo el sistema de riego por goteo que en convenio con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, lograremos recursos  para implementar sistemas de riegos no solo por goteo, sino por aspersión y micro aspersión. Existen otras variables para recuperar el sector agropecuario y una que también es fundamental es que el Banco Agrario coloque nuevamente una oficina en este municipio agrícola y ganadero por excelencia.

Egidio Cuadrado toca sus 12 acordeones donde lo pongan

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


AL ACORDEONERO POCO LO TRASNOCHA SI SUS CONCIERTOS SON EN SU VILLANUEVA, ESTADOS UNIDOS O EUROPA.



Sentado sobre un piano de cola Yamaha, con gafas de aviador, chaleco negro sin mangas y un cordón dorado que colgaba del cuello, el puertorriqueño Wisin apareció entonando la primera estrofa de Nota de amor, uno de los éxitos de este verano en los Estados Unidos.


Era el lanzamiento mundial de la canción en el Bank Unite Center de la Universidad de Miami, en horario estelar, durante la más reciente edición de los Latin Billboards, el pasado 30 de abril, donde, seguidamente, en medio de luces robóticas, se escuchó el estribillo de la canción en la voz de Carlos Vives.

“Vivo en la luna por ti”, cantó el samario agazapado entre el público debajo del escenario, junto a despampanantes bailarinas y de su inseparable compañero Egidio Rafael Cuadrado Hinojosa, que también subió a la tarima para interactuar con el no menos famoso Daddy Yankee.

El acordeonero, de sombrero vueltiao y mochila arhuaca, apareció, en medio de reguetón, con el arrugado instrumento terciado al pecho. No tuvo complejos y lo hizo como con porte de juglar, ese que camina por los pueblos con historias cantadas. Y es que el hijo de Agustín Cuadrado y Cristina Hinojosa, hermano del desaparecido cajero Heberth y de Dina Luz –musa tangible de los cantos de Rafael Escalona–, conoció el acordeón en su natal Villanueva (La Guajira), a los 6 años para no soltarlo jamás.

Coronado rey vallenato en 1985, el ‘compadre Egidio’, como le gusta que lo llamen, es de esos maestros que no se dejan cegar por la fama. Como muestra de ellos, poco le trasnocha la nacionalidad del próximo público que lo verá actuar, pues dueño de una modestia que no es fingida, cristalina como los ojos que lo acompañan desde el 15 de febrero de 1953, admite que lo importante “es seguir mostrando el talento”.

“Sea en una parranda en mi casa o ante los reyes de España (como sucedió recientemente), me gusta es llevar mi arte por cualquier lugar. Ahora andamos contentos porque regresamos a lugares queridos y eso son bendiciones”, argumentó en su más reciente visitia a Barranquilla donde participó en el rodaje del reciente sencillo de Vives, titulado Las Cosas de la Vida, junto a la Miss Universo, Paulina Vega Dieppa.

Con la misma sencillez que lo define, Cuadrado no pierde la oportunidad para defender el vallenato puro, pero reconoce que siempre está abierto a descubrir distintas corrientes musicales. Y así como es capaz de grabar una puya o un merengue vallenato como los de antaño, no tiene problemas en plasmar sus notas en un blues o en la melodía más rockera.
Músicos tradicionales como Andrés ‘El Turco Gil’, director de Los Niños del Vallenato, no dudan en felicitarlo cada vez que se lo encuentran. Lo hacen para ponderarle su estilo porque para ellos permite que no se estanque el acordeón en la música.

Cuadrado explicó que solo pensando así ha sido capaz de hallarle la mejor expresión a arreglos como los que en regué hizo Eduardo de Narváez, productor del disco Clásicos de la provincia, al son vallenato Alicia adorada, de Juancho Polo Valencia. “Lo escuché raro, pero mal no se oía y con el tiempo nos dimos cuenta de que tampoco se perdió el espíritu de la canción y se le dio una forma más internacional”, expresó.

Egidio Cuadrado, que cuando no está sobre un escenario, dando entrevistas, subido en una carroza del Carnaval de Barranquilla disfrazado de Rey Midas, o en estudios de grabación de cualquier parte del mundo, se le encuentra en su apacible finca de Villeta (Cundinamarca), es amigo de todo el mundo, incluso de la clase influyente de la capital del país, lo que tampoco parece trasnocharlo.Admite que se ha codeado de manera natural y sin tener que vender sus costumbres, con personajes de la talla del expresidente Alfonso López Michelsen y Enrique Santos, entre otros.

SIN ARROGANCIAS

Acostumbrado a los gritos de fanáticos, a tertulias musicales con la élite, entregas de premios en lugares con los que todo músico sueña, Egidio solo cuenta los escalones sin olvidarse del paso por el primer piso. Y sería durante aquellos encuentros que hoy se mantienen, cuando López Michelsen lo persuadiera del seriado que a principio de los años 90 se iba a grabar en homenaje a Escalona.

Fue una coincidencia más que Cuadrado haya sido como un hermano del compositor, ya que este tuvo amoríos con su hermana Dina Luz, por cerca de 15 años. El expresidente no dudó en recomendarlo pues sabía que se conocía al dedillo las 85 canciones que escribió el mítico hacedor de cantos. Aquel exitoso proyecto sería la consolidación de otro no menos grande que le cambió la vida y que hoy en día se mantiene: la unión con Carlos Vives.

“Años antes de Escalona, en una parranda de Caracol, conocí al ‘Gallito’ (Carlos Vives) y tras convidarlo a cantar lo acompañé en Ausencia y La Casa en el aire. Entonces me di cuenta del talento del hombre y le dije que algún día podíamos unirnos. Cuando arrancamos hubo crítica para mi compadre Carlos: me decían que yo qué hacía con ese pelúo y yo les contestaba que el pelo no cantaba”, recordó entre risas.

A Cuadrado también le da lo mismo si le toca entrar al estudio a grabar con un artista que comienza su carrera o con Julio Iglesias, Amaury Gutiérrez y Gloria Estefan, por citar algunos que lo han invitado. ‘El compadre’ Egidio es de los pocos acordeoneros que en cada uno de sus conciertos tienen la oportunidad de lucirse frente a su público. Con una luz que lo alumbra desde lo más alto del escenario, hasta con una cámara que solo registra su digitación, es de los primeros en ser presentados por Vives en cada espectáculo.

En palabras del mismo Carlos Vives, Cuadrado es ese músico típico del Caribe que sin pretensiones se logra ubicar al mismo nivel de los que por tener acuestas la academia son catalogados de virtuosos. “Egidio es primero que todo un amigo. Nos conocimos en circunstancias especiales de trabajo. Es un músico muy humilde sin la arrogancia de muchos músicos de la época, una gran persona que nos ha mantenido conectados a lo raizal”, sostuvo.

El intérprete de La Gota fría guarda en la memoria un sinnúmero de anécdotas al lado de su acordeonero, pero confirmó la ocasión en la que haciendo la promoción de La tierra del olvido, en 1995, coincidió, junto a Cuadrado, con Gene Simmons del grupo Kiss, que hacía lo mismo en Buenos Aires. Lo curioso ocurrió cuando Simmons, en la entrada a un ascensor, se hizo una foto con Vives y Cuadrado, cada uno sujetando el disco del otro. “Egidio preguntó y al no conocerlo siguió sin importarle”, refirió Vives.

TERROR A LA TECNOLOGÍA

Egidio no pierde oportunidad para disfrutar de la música de Julio Iglesias, Claudia de Colombia y Juan Gabriel, sobre todo cuando se interna en su finca y se olvida de su pasaporte e incluso de sus 12 acordeones, que solo son reemplazados por el canto de los pájaros. Allí, nada más es posible conseguirlo para citarlo a los compromisos a través de un teléfono celular sencillo, de los que solo sirven para llamar y recibir llamadas.

“No me gustan esos inventos de ahora y que el wasara (Watsup). No se cómo la gente cada día es más esclava de eso y se olvida de lo que realmente vale”, manifestó. La tranquilidad de la naturaleza solo puede verse perturbada por aquella llamada que le avisa de un nueva gira por el mundo. Ese día, sus 12 acordeones están listos esperándolo.

SU LEGADO QUEDARÁ EN DISCO EN SOLITARIO

Con la ayuda de Carlos Vives y el productor y guitarrista de La Provincia, Andrés Castro, Egidio Cuadrado adelantó que está próximo a iniciar la preproducción de un disco en solitario. Se tratará de un álbum con canciones inéditas de su autoría y otras de los llamados clásicos. El acordeonero de La Provincia dijo que habrá un tema denominado ‘El Roquero’, en la que se divierte demostrando que rock es lo que ha hecho todo este tiempo a pesar de ser de la cuota tradicional de la banda de Vives.

“Será un disco con factura típica tradicional. No lo quiero hacer para que se venda nada más, sino como legado para mis hijos y la música en general. Es algo que me tiene contento”, afirmó. El responsable del acordeón de Déjame entrar y de + Corazón profundo, los dos trabajos de Vives que han ganado Grammy Anglo, aseguró que en la vida lo que perdura es la originalidad y la sencillez a la hora de los triunfos. “La gloria solo es para Dios”, dice.

Andrés Artuz Fernández
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla.
Compilación: Villanueva mi@

Didier Hernández, un carga ladrillo Éxitoso

1 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Hernán Baquero Bracho. En el periodismo siempre han existido los llamados carga ladrillos que comienzan a escribir y a dar sus primeros frutos dentro de esta profesión tan noble pero muchas veces mal paga, por parte de los que reciben y leen las noticias en el día a día.

Muchas veces las informaciones o las noticias que se generan dentro del periodismo producen malestares especialmente en los funcionarios públicos que no les gusta que informen a sus lectores sobre sus falencias en sus administraciones. Pero es un deber del periodista y del periódico para que informa que las noticias hay que darlas con transparencia, con objetividad y sin pasiones y por ello muchos de los funcionarios públicos se molestan por las noticias.

Pero el funcionario público debe entender, que como servidor público se le debe a una comunidad y una opinión y no a un círculo cerrado de sus administraciones.

Así ha sido la vida de Didier Hernández dentro del periodismo, cuando inicio su periplo por el amor a este arte de manera empírica, al darle la oportunidad Ismael Fernández Gámez, y creer en este joven Villanuevero que tenía madera para ejercer el periodismo noticioso y narrativo.

Hace 5 años cuando salió el primer ejemplar impreso de Diario del Norte, Didier Hernández, inicio sus pasos como un carga ladrillo de este prestigioso medio informativo, donde con su sencillez y humildad, comenzó a escribir sus noticias, a vender suscripciones del periódico para posicionarlo en la tierra Cuna de Acordeones, la tierra de él y de Ismael Fernández.

Hoy, Didier, cabalga de manera exitosa en los predios de esta noble causa y es prenda de garantía para el periódico y para la opinión pública, no solo de Villanueva, sino desde El Molino hasta la Jagua del Pilar, de responsabilidad y objetividad en sus noticias, de sindéresis y de ecuanimidad en la información, y lo más importante se ha ganado su puesto con honores ante Ismael Fernández Gámez y Hugo Leones Carranza como director general y de noticias en Diario del Norte y la primerísima emisora radial en la Península Cardenal Stereo.

Didier Hernández dio sus primeros pasos en la radio Villanuevera. Inicio en la emisora comunitaria Ecos del Pintao, hoy llamada Viva FM como radio operador. Hoy también se ha convertido en  uno de sus corresponsales que dirigen los hermanos Aliskair, Junior y Wilder de La Hoz Rodríguez, bajo la tutoría siempre de su padre Edinson de La Hoz y Vizcaíno.

Didier, también mantiene una página web llamada www.villanueva24h.blogspot.com, donde también mantiene informado a sus lectores de los aconteceres que ha generado el periódico para el cual labora, como lo es Diario del Norte. El 11 de Junio llegó a sus primeros 38 años, felizmente en unión con Eglis Sánchez Nevado y padre de Saúl Enrique Hernández Sánchez. La casa periodística de Diario del Norte, Cardenal Sterero y Viva FM de Villanueva se une a este acontecimiento de Didier Hernández, quien goza del aprecio y del cariño del pueblo Villanuevero, así como de los Molineros, Urumiteros y Jagueros.

Didier Hernández, ha dado los primeros pasos dentro del periodismo, está para grandes cosas y la historia lo resaltará como un gran periodista en los próximos años.

“Que así sea”…. 

Soto y Colmenares

10/6/15 1 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras (@FACOSTAC). Son muchas las características comunes de Luis Andrés y José Ricardo, mencionaré algunas; son hijos de padres guajiros, menores de 25 años, estudiantes universitarios, seres llenos de sueños, fallecieron por hechos confusos pero claramente injustos y algo especial de los dos, confiaban en sus amigos; esta última parte es donde el corazón comienza inevitablemente a arrugarse, el padre de Luis Andrés ha mencionado en algunas entrevistas “ Que no entiende porque si Luis tenía tantos amigos lo dejaron solo cuando más los necesitó”, pues José Ricardo, buscó a su “mejor amigo” pero al parecer era mejor que hubiera estado solo.

La violencia, la negligencia y todo acto deshumanizado inevitablemente afecta a los seres humanos que no hemos renunciado a nuestra naturaleza humana, a esa que siente y que se niega a entrar a la era de la obsolescencia programada, y menciono esto, porque no es necesario que Luis o José Ricardo fueran mis familiares o amigos para sentirme conmovida con la situación de injusticia que atraviesan sus historias; esto es un llamado a la solidaridad social, es decir, a que hagamos consciencia de que la sociedad es un gran sistema del cual, todos y todas hacemos parte, una gran familia social.

Hay muchas preguntas por resolver y lastimosamente una realidad inamovible: la muerte de dos jóvenes a los que el viaje sin retorno les sorprendió cuando más vida tenían, como si hubiesen sido escogidos como los actores de las más dolorosas paradojas.

Pero no toda la sociedad está mal, existen aún personas que hacen parte de esa Colombia del sagrado corazón de Jesús, del amor en los tiempos del cólera, del vallenato en guitarra como muestra de amor, de la poesía viva propia de la hermandad; esos mismos que hemos estado en las redes sociales haciendo nuestras manifestaciones de solidaridad con las familias de estos dos jóvenes y con los miles casos a los que las justicia aun no les llega.

Bien lo mencionó el padre de José Ricardo, en la conmovedora carta leída en su sepelio:

“Expreso agradecimiento eterno a mi familia, amigos, y a la gente buena de Barranquilla y Colombia, de manera especial a la gente buena de Puerto Colombia que socorrió en la primera instancia a mi hijo y que ha tenido el valor civil para decir la verdad…”

Acá hago presencia, como esa Colombia sensible y humana que no se resigna a la violencia, no hablo de aquella que “peca y empata” o de los “moralismos” dañinos en sí mismos, hablo de la Colombia criolla, pueblerina, amorosa, humilde,  generosa y sobre todo esperanzada. Aquella que llora cuando ve el video donde José Ricardo fue pateado y observado con total negligencia mientras a su cuerpo lo estremecía una de las muchas convulsiones que padeció, ya lo dijo José Soto Berardinelli:

“Tus ojos de terror como conmueven, eran los ojos que veían la Colombia que no queremos, la gráficamente palpada en la insensibilidad de algunos de sus médicos, la que trastoca los valores de la amistad, la integridad y la honradez. Tus ojos de pánico avergüenzan a la Colombia buena que ha reaccionado indignada, con rabia, con ira, para que este sacrificio tuyo sirva como garantía de que un episodio similar no se vuelva a repetir”.

Ante estas palabras sentidas y repletas de genuino dolor de amor, lo único que puedo decir es que no podemos hacer de los casos de injusticia una noticia (mediática) que tiene la corta vida de un juego pirotécnico en fiesta patronal, esto debe llevarnos a sentir el dolor de la familia Colmenares, Soto y de todas las que hoy han quedado colgadas en el dolor de la violencia, como el caso de Natalia Ponce, Jineth Bedoya o Rosa Elvira Celis.

Es el momento de terminar con el paradigma de juzgar antes de solidarizarnos, porque eso implica que los victimarios puedan ampararse con sus rostros indolentes en decir, “es que salió corriendo y no pude hacer nada” “era un farmacodependiente” “ se suicidó” o “ hice todo por él, pero lastimosamente se murió” “los médicos no podían hacer nada por él, porque estaba demasiado drogado”; pero resulta que en el marco de los derechos humanos lo primordial es tratar con dignidad a todas las personas, no dice que se debe excluir por raza, condición social o problemática de consumo; todo ello es secundario, lo único  relevante es preservar la vida y resulta que esa parte se olvida.

Inicié este escrito describiendo las sinergias de los jóvenes Soto y Colmenares, pero finalizaré con algo que los diferencia; en el caso Colmenares las cámaras de seguridad se dañaron al unísono, pero en el caso Soto si hay videos que en cada play  hacen reflexionar sobre la crisis de humanidad que padecemos los humanos.

Y despido estas letras con otra de las palabras que el padre de José Ricardo mencionó en su sepelio y que debe representarnos una invitación a la transformación y al amor:

“Recuerdos buenos sobran para no olvidarte. Hoy, el tamaño de nuestro dolor no tiene límites; pero nos ponemos al lado de Dios para fortalecernos en el dolor, para extirpar los miedos, para defender tu dignidad y tu honra. Te vas por una sobredosis: por una sobredosis de maldad; por una sobredosis de indiferencia; por una sobredosis de dolo; por una sobredosis de ausencia del Estado. Te vas por una sobredosis de mentira que permite y permitirá que sobre tu vida frágil y ante tu ausencia sigan inventado cuentos y elaborando argucias legales, para justificar lo injustificable. Te llevas la satisfacción de nuestro amor sin límites …  y unos amigos sinceros. La excepción de la regla no debe acobardarnos sino todo lo contrario, el valor que tú le dabas a la amistad debe ser el derrotero que marque nuestro camino”.


Justicia Ya!

¿Soplos de madurez política?

29/5/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Andy Alexander Ibarra Ustariz (@andyIU). Por lo menos en la práctica, en el sistema electoral colombiano pareciera no existir ninguna diferencia entre los denominados “actos de precampaña electoral” y los “actos de campaña electoral”. Los primeros los adelantan los interesados en cada colectividad política con miras a lograr su postulación como candidatos; los segundos, están dirigidos a difundir un programa de gobierno que seduzca a la mayoría de votantes para lograr acceder a los cargos de elección de popular.

La finalidad de ambas etapas son confundidas y a la par del inicio de los actos de precampaña también se inician de manera anticipada los actos de campaña electoral, con prácticas que todos saben están prohibidas, pero se obstinan en ellas para no perder ventaja frente a los potenciales rivales. Todos incumplen las prohibiciones y terminan creyendo que nadie hace algo indebido o, a manera de justificación, todos se creen exculpados de las fallas propias señalando las fallas ajenas.

Tal y como ocurre en todo el país, en Villanueva la campaña electoral arrancó con todo su furor hace varios meses pero en medio de estos actos extemporáneos de campaña disfrazados en eslóganes obvios y no tan crípticos como se pretende, me llamó gratamente la atención el partido de microfútbol adelantado en la plaza municipal el pasado 24 de mayo de 2015. Los protagonistas eran los interesados en la Alcaldía municipal y de buena fe pensaré que fue un encuentro diáfano y sincero, un acto público de esparcimiento colectivo que más allá de promocionar uno o varios nombres lo que realmente buscó fue enviar un mensaje de respeto y cordialidad a toda la sociedad y, especialmente, a los seguidores de cada uno de ellos.

En esa medida, este acto simbólico de tolerancia nos da vía libre para ilusionarnos en pensar que esta vez sí estaremos a la altura de las circunstancias y que en el propósito de ser elegidos se apliquen métodos realmente democráticos, legítimos y lícitos, evitando la malquerencia entre candidatos y entre los partidarios de los mismos, proscribiendo definitivamente la injuria y la calumnia que tanto afecta la honra y dignidad de las personas, práctica que es prueba irrefutable de lo enferma que puede estar una sociedad.

No sería extraño que algún pesimista interprete el encuentro deportivo como un simple acto de hipocresía social propio de la tan desacreditada actividad política (¿politiquera?), pero como personalmente se me antoja creer en la franqueza y las bondades de aquel acto esperaré que sigan propagándose los mensajes donde se hagan llamados al respeto, por ejemplo, colocando en las entradas de todos los comandos la siguiente proclama: “En esta campaña política se prohíbe la elaboración, lectura y difusión de pasquines”

Sería también una pequeña pero esperanzadora señal de madurez política que blindaría la misma dignidad de todos los que se zambullen en esta nueva carrera electoral.

Villanueveramente,

Andy Alexander Ibarra Ustariz


Otrosí: A propósito de la época política. Tiene que ser uno muy brillante para componer una canción metafórica que diga: “Y si hacemo’ una perrada queda mal, porque hay perros democráticos también (bis) / Pero si el amo y señor se porta bien, se da cuenta de que el pueblo es racional. (bis)”. Canción titulada “El perro”, autoría del imperecedero Diomedes Díaz (Álbum: “Entre Diaz y canciones). 

 
Villanueva mía © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum