Jimmy Saurith, el Potro que el vallenato esperaba

25/1/16 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Jaime Luis Saurith Fernandez, es el nuevo talento del folclor vallenato; villanuevero de pura cepa como el Cerro Pintao y las dinastías autóctonas que escribieron en nuestra estirpe cultural y folclórica; huellas imborrables que inmortalizaron nuestras costumbres, sentimientos y la idiosincrasia de haber nacido en la tierra de Francisco el Hombre y Escolástico Romero.

Formado con la humildad de los grandes cantores, con los elementos necesarios que representan a las verdaderas familias villanueveras; impecables valores y grandes principios, recoge el legado representativo que un día inicio su padre Dairo Saurith “el Araño”, para darle continuidad a su anhelo y deseo de convertirse en la nueva voz del vallenato autentico y tradicional.

Su propuesta viene con un respaldo incondicional de la casa disquera Codiscos, con quien se retoma el voto de confianza y el sello de calidad en el talento de este perseverante luchador que alterna su legado musical con la carrera de Derecho en un claustro académico en la hermana Republica Venezolana.

Canciones como la Potra, permitieron que este noble soñador pisara con pie derecho el camino en la nueva generación del vallenato, en esta oportunidad nos presenta al lado de Yorjan Herrera; un proyecto serio y profesional donde se resaltan compositores de la talla de Omar Geles, Alejandro Sarmiento, Rolando Ochoa y Daimer Sierra.

Apoyemos esta propuesta de Jimmy Saurith y Yorjan Rivera, con el único propósito de engrandecer a nuestro folclor vallenato con un nuevo estilo y una voz consagrada que sin duda alguna marcara huellas imborrables que exaltaran una vez más la tierra de la Cuna de Acordeones y una muestra generacional de lo que representan los verdaderos valores y grandes principios que deben estructurar los grandes soñadores con esta nueva agrupación.

Con el cariño y el respeto de siempre.

Raymon Guillermo Sales Contreras

Columnista Villanueva mi@.

Un grato recuerdo en el billar de rueda

5/12/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Raymon Sales Contreras (Columnista Villanueva mia) “Que hago con ser el corazón del pueblo si en el pueblo está mi desesperación, compadre dígale a ella que si no tiene otra pena que aumente mas mi sufrir, pero que el día que me quiera se cumplirá mi condena y feliz voy a morir”, a partes de la canción el Corazón del Pueblo, ganadora de una versión del Festival Cuna de Acordeones, en cuya autoría recae el nombre de un gran villanuevero, Lázaro Alfonso Cotes Ovalle.

Es un orgullo para uno como coterráneo de estos insignes folcloristas y grandes compositores, encontrar en esa gama de canciones el nombre de nuestro pueblo inmortalizado y bien representado por nuestros artistas, recuerdo de pelao que en una ocasión, para ser más preciso un mes de Diciembre cuando el Binomio de Oro lanzaba su trabajo discográfico, en esa ocasión el álbum Fuera de Serie, una canción denominada El Conquistador, es para mí de las canciones escritas por su compositor que tiene una letra muy articulada a la melodía inspirada por el pollo Israel y la connotable voz del inmortal Rafael Orozco, de esa forma el mejor de los Compadres y el fundador de la parranda blanca deja una huella imborrable en nuestra cotidianidad villanuevera que hoy se da el lujo con la Canción “La Ultima Historia” de alzarse con la presea dorada representada en el Nóbel del Folclor como una denominación a quien registra su nombre con altura al ganar una versión del Festival Vallenato en la modalidad de la Canción Inédita.

En una oportunidad cuando todavía deleitaba en mi querido pueblo las vivencias y el desarrollo del Festival Cuna de Acordeones, encontrándome frente a la tarima Escolástico Romero y presenciando la final de la canción inédita, con la expectativa que en ese entonces despertaban tantas composiciones dignas y merecedores de ganar en su modalidad, recuerdo que al filo de la tarde cuando en esa ocasión no se conocían los nombres de los autores de las obras si no que se aceptaba para su presentación un seudónimo para guardar transparencia en el seguimiento y evaluación al mensaje y melodía de la misma, surge del entorno un salto de alegría y gran emoción cuando el maestro de ceremonia anunció que la canción ganadora es la del autor que se hacia seudónimar “El Samuray Blanco”, era Poncho Cotes Jr. que en esa oportunidad se alzaría triunfador con su relato “El Corazón del Pueblo”.

Para concluir este mensaje de agradecimiento y respeto para un compositor que a mi juicio tenía la mejor forma de pedir la mano de sus grandes conquistas en estribillos o vitrinazos en esa época bonita y costumbrista en mi Villanueva del alma, dejo con mucho respeto y admiración algunas que fueron inmortalizadas en la voz de Rafael Orozco, Carmiña y Luzmila López, ese es Ponchito como todos lo conocemos y admiramos no sin antes resaltar que en una ocasión ese hombre que parte el silbido y lo implementa como el instrumento esencial para la melodía de sus canciones en una oportunidad en el billar de Rueda rodeado de grandes amigos como Cao Mendoza y José “Casquita” Mazenet, como si la musa de su inspiración bajara a su memoria y dibujara lo que sería otra obra más en su legado musical, soltó el taco y se fue silbando porque tenía que consignar las letras que en su momento darían origen a otra canción para su gran repertorio.

Con especial afecto hago este reconocimiento a este gran compositor villanuevero merecedor de muchos homenajes pero a mi modo de ver el siempre realiza uno especial para su propio reconocimiento cada vez que nos regala una nueva canción, a sus grandes amigos como el Vicecónsul Carlos Alberto Barros Matos, fiel acompañante de parrandas y vivencias, hoy rogamos a Dios su pronta mejoría y de igual forma a ese mismo Dios grande y poderoso que fortalece y reconforta los corazones, le pedimos que acoja el alma de ese gran e incondicional amigo y hermano, Hernando Araque Maestre “Nando”, fallecido el 7 de mayo de 2010, su recuerdo será una huella imborrable en nuestro entorno villanuevero, a su familia muchas condolencias y fortaleza, en especial a su señora madre, Teresa Maestre y su ejemplar hermana Mercy, paz en la tumba de nuestro excepcional amigo; a Leonty José Palacios Ramos, un abrazo en la distancia y mi apoyo incondicional en estos momentos de tristeza y dolor.

Con el cariño y el respeto de siempre,

Raymon Guillermo Sales Contreras
Columnista Villanueva mi@


Nota: Artículo publicado inicialmente el 13 de mayo de 2010, reiteramos su difusión con ocasión de la dolorosa muerte de Poncho Cotes Jr. ocurrida en la noche del 4 de diciembre de 2015 

Al tío Gumersindo

4/12/15 1 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: David Palacio Saurith (@palaciosaurith). De mi infancia aún recuerdo cuando Mi Vieja Mago, después de una larga conversación telefónica se levantaba del sofá de la sala y exclamaba con alegría: “¡mañana viene Gumito!” inmediatamente tanto ella como todos los grandes de la casa se ponían en función de la tan grata visita del tío Gumersindo. Magolina salía en su bicicleta a buscar en todo el pueblo los conejos que previamente le prepararía guisados con coco y que este visitante y comensal degustaría al momento de su llegada. La vieja Mago se esmeraba en cuidar cada detalle, ya que dicho visitante era bastante estricto y exigente y además anotándole que ella lo consentía como si tratara de uno de sus hijos y ese cariño siempre le fue retribuido, ya que crearon entre ellos un lazo de amistad más grande que el que la sangre les había implantado desde muy pequeños. 

Ese “Gumito” que llegaba de visita no era más que su mismo hermano, José Gumersindo Peñaloza Montero, ese que nació el 1° de enero de 1940 y que con el pasar del tiempo se fue convirtiendo en el apoyo incondicional de mi vieja, compartiendo entre ellos mutuamente sus alegrías y también sus tristezas. Ese mismo que cuando pisaba este pueblo inmediatamente cambiaba su saco y corbata por su impecable pinta de guayabera y sus relucientes zapatos brillantes como le llamábamos entre chanzas de primos infantes.

Ese Gumito que a pesar de las situaciones que le sorteo la vida, decidió superarse y dejar huellas en este mundo terrenal, es por eso que orgullosamente ostentaba su título de Abogado de la Universidad Nacional de Colombia y que además se especializo en ramas del derecho como Derecho Administrativo, Derecho Penal y Derecho Público que más adelante estos títulos le servirían para ocupar grandes cargos a nivel nacional, destacando entre ellos el de Procurador Agrario ante el INCORA en la Procuraduría General de la Nación, el de Fiscal de la Procuraduría General de la Nación y de Procurador Judicial de la misma entidad, en cuyos cargos recibió un sin número de reconocimientos a la labor intachable que desempeñaba.


Hoy el tío Gumito se va en paz y se va tranquilo ya que su balance es positivo, dejando una familia unida y todos sus hijos realizados en distintos campos profesionales, pero también deja un vacío muy grande en toda la familia y a mi vieja Mago la deja con la herida de su ausencia en el corazón. Pero también se va con la certeza de que siempre será recordado no solo por toda su familia, sino también por un sin número de personas que lo admiran y lo tendremos siempre en nuestros corazones, y que además siempre resonará en nuestras mentes las melodías de su canción “Las Chanzas de Mariela”, grabada por los Hermanos Zuleta.
 

La Guajira sitiada por peajes

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Hernán Baqueo Bracho (@HernanBaquero1). En los 350.3 kilómetros que conforman la conexión vial de la empresa Cóndor encargada de ejecutar la obra que alcanza los 370 mil millones de pesos y óigase esto, solamente 14 kilómetros son de vía nueva y 336 kilómetros simplemente administración, como operación y mantenimiento mediante una Alianza Público Privada, APP, que va de San Roque en el Cesar a Cuestecitas en La Guajira nos colocarán 7 peajes como quien dice La Guajira y parte del Cesar quedarán sitiadas y asfixiados las comunidades y el transporte de seguro incrementará de manera ostensible el costo de los pasajes en los tramos referidos.
Un peaje estará instalado entre Urumita y La Jagua del Pilar y entrará el próximo 18 de diciembre, en una distancia de 45.2 kilómetros;  a un costo de 3.500 pesos para automóviles, camperos y camionetas lo que ya ha generado alarma en la poblaciones afectadas; otro peaje será instalado entre El Molino, San Juan del Cesar y Distracción en una distancia de 40 kilómetros; el otro peaje estará ubicado entre Hatonuevo y Cuestecitas con 60 kilómetros de vía. Lo más grave es que el peaje de Urumita comenzará a operar sin ni siquiera haber comenzado la obra.

Con estas nuevas cauciones al parque automotor por ejemplo Villanueva, El Molino y Urumita quedarán, casi que encerrados por esta nueva concesión vial que traerá traumatismos de todo orden a las poblaciones señaladas y ahora que entre a funcionar la universidad nacional en el municipio de La Paz también afectará de manera significativa el bolsillo del estudiantado y los villanueveros, urumiteros y molineros que en gran medida dependen de Valledupar en diligencias bancarias, universitarias y de consumo se encontrarán con otro peaje en la vía Valledupar- curva salguero y por la vía nueva otro peaje entre Badillo y San Juan del Cesar,  como quien dice la finalización del año 2015 y el año 2016 estará lleno de problemas y que generará convulsiones de orden público por tantos peajes.

El único parlamentario en La Guajira que ha salido en defensa de esta situación problemática es el presidente de la Cámara de Representante, el riohachero Alfredo Deluque Zuleta, quien ha propuesto reducción de costos en los peajes  para aliviar el bolsillo de los trasportadores, los demás parlamentarios, así como el gobernador y la dirigencia en general, han brillado por su ausencia en sus opiniones a nivel regional y nacional.

La inclusión de estos 7 peajes ha generado toda clase de críticas como la de Álvaro José Soto, ex director del INCO, que aclara  que aquí no está en discusión la importancia de la vía y la necesidad de que esta permanezca en buen estado y tampoco está en discusión que la empresa que lo va a hacer es una intervención seria y cumplidora; lo que Soto crítica es la conveniencia y oportunidad de los 7 peajes en solamente 350 kilómetros: “Eso es lesivo para los intereses de las comunidades del Cesar y La Guajira porque la estructura financiera está fundamentada única y exclusivamente con el pago de los usuarios de las carreteras. No hay un solo peso de aporte estatal. El estado no se compadece con las regiones de estos dos departamentos que representan casi un punto del producto interno bruto en exportaciones de comercio internacional y exportaciones mineras. Del Cesar y La Guajira sale el 93% y el 94% del carbón que exporta Colombia. No hay una compensación del gobierno central frente a esto y nos pone a los usuarios de la carretera a pagar absolutamente todo.

También en este mismo orden de críticas se ha pronunciado la Cámara de Comercio de Valledupar y la ¿Cámara de Comercio de La Guajira por qué no lo ha hecho? Así como diferentes alcaldes electos se han pronunciado en el mismo sentido como la alcaldesa de La Paz Andrea Ovalle, el alcalde electo de Villanueva Luis Alberto Baquero Daza y el de La Jagua del Pilar José Amiro Morón Núñez. La novela sobre los peajes apenas comienza, ¿tendrá un buen final?. 

La Negrita Rodríguez mujer emprendedora: templanza y sabiduría

19/11/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras. Luisa Leonor Rodríguez Bolaños (la negrita), es la protagonista de esta historia que inspirará a muchas personas; es el ejemplo claro de mujer guajira: valiente, amorosa, perseverante y emprendedora; es la madre, hija, abuela, hermana, tía, esposa y amiga; su ojos brillan de alegría cuando habla de sus 5 hijos Albelio José, Anelsy, Riderlis, Nazly y Jhony; sus 12 nietos y 1 bisnieto; es clara en afirmar que el mejor regalo que Dios le ha dado es el ejemplo de su madre de quien aprendió a enfrentar la vida. Sus hermanos son: Alvaro, Rosa Francisca (la Kika), Ugalbis, Jose, Luis Angel, Ivan, María, luz Marina a quienes ama profundamente y de quien exalta el liderazgo de Alvaro como hermano mayor y de la Kika como su eterna cómplice.

La negrita es una mujer espontánea, de sonrisa sonora y de palabras contundentes, tiene infinitas anécdotas que argumentan su forma de ver la vida; es fácil percibir en ella, la seguridad que impregna a sus decisiones y la confianza que tiene en el logro de sus propósitos.

Mi ejemplo de vida, mi mayor herencia

La negrita suspira y regala una sutil sonrisa, cuando afirma que su mejor ejemplo de vida es su madre (la matrona Julia Bolaños), quien le enseñó a ella y sus hermanos a ser unidos, afirmando que el problema o la alegría de uno es también del otro, y así han logrado surgir en la vida, con unión, amor y hermandad.

“Mi madre nos aconsejaba siempre, ella trabajaba mucho pero nunca descuidó nuestra crianza, heredarnos valores y hacernos personas de bien; la prueba es ver a todos mis hermanos siendo destacados y con la mejor herencia: la educación, doy gracias a Dios por la madre que me dio ejemplo de templanza y sabiduría”


Continua diciendo: “Mi segunda madre fue la Kika, yo todo lo hacía con ella, desde llevar a mis hijos al médico, si ella no podía acompañarme yo lloraba y no iba, así de estrecha fue y es mi relación con ella, con todos mis hermanos vivimos en un solo amor, aunque habitemos en diferentes ciudades siempre estamos pendientes uno del otro”

Sus hermanos: Ugalbis, Rosa Francisca "La kika", Alvaro Enrique "Camarón", Juliana (Madre), Luisa Leonor "La negrita", Ivan "Cheto", Luis Angel y Jose.    


Su vida en Villanueva

La negrita, es natal de la tierra de cuna de acordeones, Villanueva; y afirma que como buena villanuevera es zuletista, que en su juventud deleitaba esas parrandas familiares donde sonaba un buen vallenato; aunque actualmente le baila y canta a Dios, con la alegría de una mujer caribe, es decir, ahora goza parrandas de fe.

Recuerda su crianza en la casa de Buenaventura Acosta y Luisa Bolaños, en pleno corazón del barrio San Luis, y su voz tiembla como en una fusión de nostalgia y alegría cuando refiere que recuerda los consejos que ellos le daban; como aquellos aprendizajes que no tienen  caducidad.

También refiere las caminatas en el rio, lugar donde conoció a su único y gran amor, por ello llegó a ser su esposo y el padre de sus hijos; dice que su infancia fue feliz porque siempre estuvo en familia y tenía contacto con la naturaleza, con la música, el amor de cada persona del pueblo, era una vida muy bonita; refiere que recuerda los días en los que subía a la sierra a la finca de su padre, eso era muy especial para ella, porque encontraba todo a la mano; se cultivaban muchos alimentos y sentía mucha paz, por eso se quedaba hasta 6 meses gozando de esa vida al natural.

De Enfermera a Empresaria

La Negrita fue enfermera por 10 años, de los cuales, 2 ejerció en Villanueva y 8 en Valledupar; y en aquel tiempo ya comenzaba a lanzarse como empresaria; pues comenta que hacía algunas arepas y Luisa Bolaños se las ayudaba a vender en el mercado en su tradicional puesto de venta de arepas; ahí comenzó a familiarizarse con el negocio, luego de dejar su empleo como enfermera; refiere que vio en el negocio de las arepas una opción de vida, pues como bien afirma: “De la dificultad debe salir una oportunidad”; y así es como hace 40 años está en ese negocio, aquel que comenzó por las arepas y hoy está convertido en el reconocido restaurante Doña Julia.

De Villanueva para Riohacha

Cuando su hija mayor entró a la universidad, decidió trasladarse a Riohacha; y es ese el comienzo de una historia de emprendimiento liderada por una mujer que no se le arruga a nada y que asume la vida con la imponencia de la ceiba de Villanueva; se ubicó frente a la antigua sede de la Universidad de la Guajira y comenzó vendiendo arepas en la mañana, un día le dijo a sus hijos que haría una una bolsa de harina y que si se vendían las seguiría haciendo, se vendieron todas y con tan buenos resultados que los clientes le decían que hiciera también las arepas por la tarde no solamente en la mañana; poco a poco fue ganando reconocimiento y se posicionó de tal manera, que logró ser por 2 años la administradora del casino del Sena industrial, mientras en su puesto de venta de desayunos lograba vender más de 400 desayunos en las excursiones que llegaban a Riohacha.

Como resultado de los 40 años en el negocio de la venta de arepas y 23 de ellos viviendo en Riohacha, el negocio logró diversificación y en la actualidad se convirtió en el restaurante “Doña Julia” ubicado en la transitada avenida de los estudiantes en Riohacha, en el cual, se ofrecen desayunos y almuerzos con el buen sabor de la comida criolla, sana y hecha con amor.


Para ello, cuenta con un gran equipo de trabajo y hace dos años lo heredó su hija mayor y ella tiene otro negocio, el cual, también es reconocido por la calidad en sabor e ingredientes de las arepas al mejor estilo de la Negrita Rodríguez, una mujer que inspira a las nuevas generaciones de mujeres a ser pujantes y  nunca cesantes. 

El Profesor

18/11/15 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!

Calixto Ochoa y su hijo Rolando Ochoa

Por: Raymon Guillermo Sales Contreras. “…Tanto por tanto son tanto sin más tanto me dan tanto y si aquí le agrego tanto ya son tanto para tanto pero entonces menos tanto quedan tanto y mientras tanto mientras yo le digo cuanto dígame usted profesor…”. Calixto Ochoa.

Murió unos de los legados más grandes en la idiosincrasia folclórica y cultural que hombre alguno se atrevió a construir y desafiar en el costumbrismo cotidiano y humilde de un campesino de Valencia de Jesús que con decoro inmortalizó la música vallenata con un estilo propio y sin competencia alguna que su propia creatividad y estilo único.

Se fue el maestro, el profesor, el niño inteligente, el corralero mayor, el amigo; queda un compendio de infinitas canciones que en sus versiones originales marcaron un hito en la plataforma en la que se edifica el pódium de los grandes entre los grandes, el maestro Calo como popular y caroñosamente le decían.

Un juglar como Calixto Ocho, demuestra que se puede mantener un inventario de obras llenas de magia, colorido natural, imaginación y mucha picardía como elementos sanos que hacen agradable al oído y al público, canciones que por su contenido quedan grabadas en la memoria y en el corazón de los provincianos como él; para la muestra Remanga, Playas Marinas, Reina del Espacio, Diana, La Plata, Marily, entre otras.

De las ultimas noticias que escuche del maestro diferente a su estado de salud, esta una en la que manifestaba que quería pasar los últimos días de su existencia terrenal en su natal Valencia de Jesús; no se cumplió su última voluntad porque estos municipios no cuentan con una infraestructura que asegure los servicios médicos y hospitalarios para atender una urgencia en caso de complicaciones en pacientes como el rey de los sabanales, con esto ratificó la humildad y el amor por sus ancestros familiares y su inmortalizado pueblo que en sus obras quedara marcado como en la canción el padre pachito y el cantor de valencia.

Llego a la diestra celestial de Dios el único africano nacido en Colombia y que con su idiosincrasia y creatividad picaresca le dio vida a una canción que rompió en su momento todos los paradigmas creados entre la música tropical y la guaracha, dándole un toque especial en la percusión de la caja y el marcado de un cencerro que marca las notas inconfundibles de un hombre que nació para enamorar con sus canciones y protestar con sus convicciones; gracias maestro Calo, Paz en su Tumba.

Con el cariño y el respeto de siempre.

Raymon Guillermo Sales Contreras

Columnista Villanueva mi@.

El pechichón de villanueva

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


«No hay velorio al no que llegue, no hay muerto que no llore y no hay fiesta que no se pierda, es El Mono Bolaños, el pechichón de los villanueveros».

Ese es Hernando José Oñate Acosta, un hombre de 29 años de edad, pero por su condición es comparado con un adolescente.

Su carisma, su comportamiento, su don de gente, su simpatía, su alegría y su sencillez hacen que sea la persona más querida de la población de Santo Tómas de Villanueva.

Cuando fallece una persona enseguida se da por enterado, escoge uno de los tantos vestidos y se va para el velorio. Apenas llega le pregunta al familiar, quién es el fallecido "murió mamá o murió papá", y enseguida empieza a  llorar. Regresa al velorio dos y tres veces al día, siempre con distinta ropa, perfumado y engafado.

Sus familiares y vecinos lo tildan de callejero, lo salen a buscar y siempre lo encuentran donde hay fiesta. También dicen que es muy enamorador, tiene buen gusto para pretender, le apasionan las mujeres bonitas.

Es colaborador y participa de todas las actividades que se realizan en el municipio. En las pasadas elecciones se ganó un espacio importante en la campaña de Alberto 'Beto' Baquero, el alcalde electo y se cree que será correspondido.


Todavía en Villanueva recuerdan su último cumpleaños que duró cerca de una semana; con mariachis, papayera y hasta conjunto vallenato.

Tomado de El Informador (Santa Marta)

Se nos Fue “EL TOCAYO”

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Hernán Baquero Bracho. El viernes 06 de Noviembre fue una fecha triste y melancólica no solo para la familia Negrete Zuleta, sino para la comunidad villanuevera, ese día al momento de ir almorzar Paulo Antonio Negrete Barreto, conocido cariñosamente como “El Tocayo” sufrió un paro respiratorio que acabó con su vida  en un santiamén, cual no sería la sorpresa de su hijo y sus hijas Eder Negrete Zuleta, reconocido periodista y comunicador social con quien su padre vivía desde hace muchas décadas, al quedar “El Tocayo” viudo y siempre contó con el apoyo incondicional de este buen hijo que se sentía orgulloso de su padre y lo expresaba a todo pulmón al pueblo villanuevero. Contaba con alegría las cuitas de su padre y lo que representó en vida este patriarca, quien dejó de existir a los 85 años de edad.

¿Pero quién era “El Tocayo”? fue el peluquero y barbero demás de cinco generaciones villanueveras. El toca como le decíamos de manera cariñosa fue nuestro peluquero de muchos años. Un hombre alegre y bondadoso. Jugador y mamador de gallo y especialmente amigo incondicional de quienes fueron sus amigos y compadres. Compadres de la talla de mi padre, de “Beto” Daza Mojica, Alberto Amaya Ramírez y pare de contar no solo de sus compadres sino de sus amistades y de la pelaera quienes fuimos sus clientes en tantos años, especialmente en la década de los 70, donde funciona hoy la empresa aguas del sur, allí en una casita de barro y de palma funcionó por muchos años su peluquería y tenía una costumbre de jugarse con sus amigos lo que llamaban “El Quieto” y cuando lo cogían infragante y estaba en plena faena motilando, más de uno quedaba trasquilao. Anécdotas de este personaje tan querido por el pueblo villanuevero que comprendía en esas calendas el Villanueva grande existen muchas y contarlas daría para más de diez cuartillas y que de seguro engalanaría a los lectores de la tierra cuna de acordeones.

“El Tocayo” que era su nombre de pila, porque su nombre de ciudadano escasamente lo conocían sus familiares y allegados, fue también compadre ejemplar, que se sentía orgulloso de sus hijos y que por la vena de los Negrete y los Zuleta dio unos estandarte que han sido figuras en folclor vallenato: Jairo quien por muchos años fue uno de los coristas estrellas de los hermanos Zuleta,  quienes son sus primos; Oscar quien ha grabado varias producciones musicales, hoy con el maestro Turco Gil, hace parte como instructor de esta gran academia y en la novela de Diomedes Díaz, representó nada más y nada menos que al “Viejo” Emiliano cuando Diomedes lo conoció, estando viviendo en Villanueva, Wilfran también músico, Augusto experto en sonido y Eder, reconocido  periodista villanuevero, ex miembro del consejo directivo de la fundación cuna de acordeones y fundador propietario de la revista “La Viranga” de corte netamente folclórica y cultural. Además el padre de Jennys quien reside en Estados Unidos y por ello su sepelio se llevó a cabo el domingo 8 de Noviembre en la iglesia Santo Tomás de Villanueva.


Además crio como a su hija a Beatriz de Dangond, quien con lágrimas en los ojos y tanta tristeza la embargaba el día de su muerte, ya que se arremolinaron  miles de recuerdos de lo que representó para ella su papá “El Tocayo” y es cuando la nostalgia aflora y las quimeras de amor se vuelven incontrolables y las lágrimas corren por sus mejillas de una madre buena, de una hija abnegada. No solo fue ella fueron sus hijos que orgullosos despidieron a su padre y no controlaron sus sollozos ante la partida de su padre sino que más bien afloraron de una manera natural pero también agradecidos de que Dios se los haya prestado por tanto tiempo y ahí estuvo el pueblo villanuevero en masa, dándole el ultimo adiós con victores y cantos y expresiones de cariño  como la de mi profesor de primaria José Lucas Daza Peña, la del periodista Edinson de la Hoz Vizcaíno, entre tantos personajes que le dieron el ultimo adiós al último barbero de Villanueva en la mítica Tarima Escolástico Romero.  Adiós “Toca”, adiós a mi gran peluquero de mi juventud. Ahora descansa en paz y recibe una morada celestial que te la ganaste con tus buenas acciones y tu amor a Villanueva.

 
Villanueva mía © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum