Aspirina para el dolor de pueblo

21/4/14 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Marlon Consuegra. Es poco usual que mis escuetos escritos se desarrollen en primera persona, pero debido a que el mismo hace parte de un descubrimiento propio, y de gran trascendencia personal, voy a respetar esa identidad.

Como médico, ha sido parte de mi esencia escudriñar sobre los orígenes del dolor y luego de establecer esa etiología, se torna obligatorio para mí identificar cuáles son los medios para curar, aliviar o paliar esa queja. Sin embargo el arte y la ciencia de curar, pese a los adelantos y avances de la ciencia, siempre choca frente a la imposibilidad de resolver lo desconocido, tratando de menospreciar en cierto modo el éxito de terapias alternativas que demuestran mayor efectividad que la medicina tradicional.

Considerando lo anterior, es también sabido por muchos que la falta de un órgano de los sentido agudiza de manera compensatoria (y maravillosamente inexplicable) al resto de los mismos, haciendo que la percepción del mudo exterior sea registrada en mayor proporción por esa esponja ávida de información que es el cerebro. Es por ello que los ciegos por ejemplo, tienen tanto desarrollo del sistema auditivo y del tacto, que les permite reconocer detalles que para una persona normal, pasarían desapercibidos.

La integridad de mis sentidos era aparente buena, hasta que el estar lejos del pueblo me permitieron abrir los ojos y darme cuenta lo ciego y sordo que me encontraba. Esta experiencia sensorial se pone de manifiesto cuando a medida que me alejo del epicentro musical y cultural que representa mi región, se van diluyendo los colores, sabores y sonidos con lo que me he identificado desde que hacía parte celular de quienes me engendraron,  quienes a su vez recibieron esa información genética de sus padres. Es muy triste y doloroso el desarraigo, porque al no poder levantarme día a día con ese Cerro Pintao’ y perder de vista al amarillo más intenso del planeta que con arrogancia presume el cañaguate, comienzan a manifestarse los síntomas del “dolor de pueblo”. Inicialmente se calmaba este dolor cuando el color del concreto y la majestuosidad de los rascacielos nublaban parcialmente mi vista; pero todo empeoró cuando mi sentido del olfato dejó de percibir el olor de las mañanas de invierno y los matices del gusto se perdían simultáneamente cuando me di cuenta que una cerveza no servía para acompañar a un amigo sino una comida. Finalmente el “dolor de pueblo” se cronificaba hasta tal punto que sin darme cuenta, dejé de escuchar los acordes vallenatos con los que se acompañaban todas mis actividades cotidianas.

Este dolor se hacía tan intenso y a la vez tan real, que no permitía que mi éxito en otras áreas personales fuera disfrutado con plenitud. Fue en ese momento que decidí buscar ayuda profesional  y de gran especialización. Entonces entre todos los medicamentos que ensayé para mí, pude descubrir que ese dolor solo podía ser calmado por el efecto de las 31 Aspirinas que se incrustan en el lado derecho del instrumento más sanador del planeta: El acordeón vallenato. Obviamente observé mayor efectividad si se acompañaba de una docena de Mejoralitos que se ubican en su lado izquierdo. Cabe aclarar que me tocó recurrir a los mejores especialistas para lograr mi objetivo, y que de paso puedo asegurar que de Villanueva son los más grandes en la historia, haciendo especial mención de la digitación majestuosa de Israel Romero, la nota gruesa de Emilianito Zuleta, el lenguaje colorido de Orangel “el pangue” Maestre y de una lista interminable de médicos del alma que ha parido mi tierra. Y aunque lo que voy a decir a continuación va a generar ampollas en el país de los inconformes, tengo la convicción que a diferencia de Aracataca (que no volverá a parir otro Nobel), Villanueva seguirá dándose a conocer por formar desde sus entrañas a los mejores exponentes de la única música Nobel de Colombia.

Gracias a mi tierra, sus colores, sonidos y sabores, descritos tácitamente o de manera directa en cada una de sus obras musicales, pude liberarme de esa ausencia sentimental como dice Rafa, que da este “dolor de patria”, que en ocasiones se confundía con depresión, angustia existencial o malparidez cósmica. Y fue así como cada acorde musical fue desde la distancia engullido de manera absoluta por mi ser, aprovechando la mínima nota y frase de mi infinito vallenato, para que se convirtiera en la forma más elemental y efectiva para seguir curándome y nutriéndome a través de ese cordón umbilical del cual no me puedo, ni me quiero liberar.


Concluyo diciendo que un buen tratamiento debe dosificarse regularmente en la medida que los síntomas aparezcan, y en mi caso es todos los días de mi vida hasta que Dios me lo permita; convirtiéndose en un medicamento de por vida, que con gusto cumpliré. Por eso recomiendo a todo aquel que se encuentre lejos de casa, que para el “dolor de pueblo” reciba 31 Aspirinas y una docena de Mejoralitos bien tocados, por vía auditiva, ya que van directo al corazón. 

La Señora Margoth, Matrona Villanuevera

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Hernán Baquero Bracho. Villanueva, la tierra bella, siempre se ha caracterizado por ser forjadora de gente emprendedora, gente soñadora, gente echada pa’ lante en sus acciones, especialmente por sus familias que han sido ejemplo de superación, cuando se ha vivido en medio de dificultades, de luchas y esfuerzos y que con su tesonería han vencido esos miedos y esos tropiezos y hoy cientos de ellos son ejemplos de superación y de admiración. De ese temple y de esos buenos principios morales, se identifican  tantas mujeres que se han convertido en unas heroínas de la vida y ya en su edad de oro son distinguidas como las grandes Matronas, que se convierten en los mejores estandartes de esas mismas familias y en el mejor ejemplo de sus comunidades y de sus habitantes.

Uno de los mejores ejemplos fue la Matrona Villanuevera Margarita María Mendoza de Ustáriz, la señora Margoth como era conocida entre los suyos y sus vecinos de toda una vida, allí en el populoso barrio El Hormigueral. Quien al quedar viuda muy joven, a la muerte de su esposo Don Gilberto Ustáriz Carrillo, quien fuera uno de los mejores maestros de obra que tuvo Villanueva en una época y con siete hijos acuesta para sacar adelante, se constituyó en el mejor ejemplo de superación por el bienestar de su familia. De ello dan ejemplo Wilson, Ingeniero Industrial,  quien partió segundo, el recordado docente, investigador y quien fuera decano de la universidad de La guajira; Emiro, Médico Pediatra que ejerce en Venezuela; Martha, Administradora de Empresas, esposa del Odontólogo y reconocido Folclorista Anais Ibarra Daza; Luis Gilberto o “Songo” Docente de toda una vida en Villanueva; Cecilia, quien por mucho tiempo se desempeñó como una enfermera eficiente, hoy pensionada por el seguro social; José Antonio o “El cacha”, funcionario por más de veintisiete años de la multinacional Carbones de El Cerrejón y Daysi Cecilia, a quien la tomó en su regazo desde muy pequeña, siendo la hija mayor de Wilson; varios de sus nietos como Dayana Vega Ustáriz, Asesora Jurídica de la Alcaldía de Villanueva, Adrian y Andy Ibarra Ustáriz, profesionales exitosos de la Nueva Generación; América y Kenia Ustáriz de la rosa, María Margarita, la esposa del reconocido otorrinolaringólogo Luis Ángel Rodríguez, así como Ana Karerina y Rosy Ustáriz Guerra, entre otros.

El miércoles pasado nueve de Abril, tras varias recaídas de su salud, muere en la Clínica del Cesar, en Valledupar a los 88 años de edad. Sus exequias se realizaron el jueves 10 de abril en la Parroquia Santo Tomas de Villanueva, donde cientos de sus paisanos, la acompañamos a darle el último adiós. A expresarles a los suyos, con su presencia el mismo dolor y la misma tristeza que los embargaba. Solidaridad en su despedida a una gran matrona Villanuevera, donde gozaba del aprecio, del respecto, de la admiración y del cariño especialmente de su familia: se fue la madre abnegada y sacrificada, pero feliz en todos los instantes de su vida; se fue la abuela querida, se fue la bisabuela amada, la tía consentida, la hermana ejemplar y el mejor testimonio son sus hermanos Enrique y “Lacho Mendoza”, la vecina inigualable, la amiga espectacular, la mamá consentida por todos, tal como lo expresó con palabras emotivas, su nieta Dayana Vega Ustáriz en la Iglesia Santo Tomas. Palabras llenas de emociones encontradas, pero reales y de sentimientos llenos de remembranzas y de melancolía.


La señora Margoth se caracterizó en vida por una dulzura y una sonrisa permanente llena de nobleza y señorío. Con esa afabilidad a flor de labios, contagiaba al más extraño, esa bondad, esa inocencia, esa sencillez y esa humildad les daba apoyo a todos los que la conocieron y la trataron. Un optimismo por la vida, un amor incondicional por sus hijos, nietos y bisnietos, la hacían tan singular y tan ejemplar como un ser humano de calidades indescriptibles que hoy generan ese sentimiento de dolor y de guayabo por la partida del ser que tanto amaban. Me consta, las coronas todos ellos se las dieron en vida a su madre querida. La suma de recuerdos genera la colección de nostalgias, por eso ella permanecerá por siempre en lo más recóndito de sus sentimientos y de sus corazones. ¡Ha llegado a la morada del Señor, un alma buena y como ser de luz a partir de ahora se convierte en el mejor ángel de todos los suyos!. Que así sea.

Villanuevero/a que se respete

18/4/14 1 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!

Por: Fabrina Acosta Contreras


Villanueva Mia 
Te brindo el collar de mis años y el pozo de dicha de mi corazón.
Yo solo te pido que no me eches al olvido Villanueva mía.
Yo solo te imploro que no me dejes  tan solo por que moriría.
Déjame tropezar en las piedras de tus calles de poesía.
Déjame brindar por ti,
Déjame cantar tus cantos,
Déjame sentir tu llanto Villanueva mía. 

Fragmento de la canción: Villanueva Mía. Autor: Hernando Marín

Villanueva es cuna de acordeones, de grandes personajes y jocosas historias, hoy  hablaré de esas particularidades que surgen en ese bello pueblo, presento de manera anticipada excusas si dejo algo por fuera, mi única intención es regalar unas letras que incluyan aspectos insignias del suelo tirapiedra y que hagan sentir a cada lector/a orgulloso/a de Villanueva, reina imponente del sur de la Guajira.

Y esto dice así: Villanuevero/a que se respete estudió o ha escuchado las historias de la pedagogía clásica de la escuelita de Clota Olivella, Tomasita Dangond y  Evelia Daza. Algún miembro de su familia se ha graduado en el Roque de Alba o ha realizado su primaria en el Colegio Los Ángeles.

Villanuevero/a que se respete ha comido los dulces de “las Corrales”, ha ido misa de gallo y después va a comer fritos en San Luis, tiene algún familiar cerrejonero, conoce el festival de la cometa que organiza el “Chule” Acosta, ha llorado en la distancia o se ha emparrandado con la canción “Mañanitas de invierno” y “Mi hermano y yo” interpretada por la imponente voz de Poncho Zuleta.

Le gusta el arroz de fideo con dominico asado y carne molida o pulpa guisada; ha desayunado  aguacate con arepa de maíz con queso. Ha visitado los merenderos de la 72, le gusta la malangada con gallina criolla y recuerda las empanadas de “los mangos”. Tirapiedra que se respete ha anhelado comer guineo o yuca cocida con queso  y un buen guiso sazonado con vinagre criollo hecho por las matronas villanueveras.

Villanuevero/a que se respete programa las vacaciones, se incapacita justo en la fecha del festival cuna de acordeones o viaja desde cualquier lugar donde viva para integrarse a esa magna festividad. Se bañó en su infancia en alguna de las “sequias” o “el arroyito” que atravesaban algunos de los patios villanueveros.

Villanuevero/a que se respete habla sabroso y cantadito diciendo “oh pue” “tay loca” “ tay es de chercha” “vení pa acá”; entiende las direcciones con códigos como: “eso queda pa arriba” o “eso queda pa abajo”. Recuerda a los profesores clásicos como José Lucas Daza (cheluca), Rafael Peñaloza y Mendozita.

El primer twitter o facebook que conoció fue el “Papamobil” más efectivo que cualquier red social, porque no necesita conexión a internet o fluido eléctrico. Saca pecho por haber nacido en la tierra del cuna de acordeones y de grandes artistas como los Zuleta, Jorgito Celedón, Israel Romero y Jean Carlos Centeno; y de grandes compositores de la música Vallenata, como Rosendo Romero, Ponchito Cotes Jr o El Cacha Acosta.

Villanuevero que se respete va al “Valle” de compras como si fuera el principal centro comercial de Villanueva, ha comido en el restaurante el “Pollo mono” de Julianita, reconoce en Luisa Bolaño las manos sabias que hacían las mejores arepas de huevo, identifica provisiones Andresito y atraviesa el pueblo pa´ comprar el queso que ahí venden, recuerda las esquinas de los barrios secándose el café, se emociona cuando escucha canciones como Parranda en el Cafetal, Villanueva mía, la Ceiba de Villanueva y el Difunto Trovador.

Villanuevero/a  de la vieja guardia que se respete recuerda a la enfermera Carmen González y a las parteras Ener y María Núñez.

Villanuevero/a que está por fuera de Villanueva le da dolor comprar un aguacate porque  le parece costoso y mientras se lo come recuerda a los de su pueblo refiriendo que son más sabrosos y económicos: “Esos si son aguacates de verdad, masuitos”.

Villanuevero/a de la vieja guardia que se respete alguna vez escogió café, conoció o ha escuchado de personajes como la Mona estrada, la vecina de chavita, El Che González, el Monito de la Chede, Bulique; también identifica personajes como el morocho y la Ofa, recuerda los disfraces de Elvira Añez y a los encapuchados de carnaval.

Villanuevero que se respete ha comido verduras frescas cultivadas en la sierra, ha pasado el guayabo a la orilla del rio o la represa con un buen sancocho hecho en leña, conoce a algunas personas más por su apodo (de cariño) que por su nombre original, casos como camarón (Alvaro Rodriguez), Chicho Guerra (Narciso Guerra), El Pungui (Rodolfo Peláez), Panquemao (Luis Alberto Nuñez Contreras), El Toy (Luis Enrique Peñaloza)

Villanuevero que se respete en algún momento de estas letras se sintió identificado/a;  tiene una anécdota o un chiste que le reconozca como tirapiedra de pura cepa, porque aún las que no hemos nacido en ese suelo estamos orgullosos/as de tener nuestra raíz en la tierra del cerro pintao, que es la cuna de grandes personajes como Ismael Fernández, Wilson Ustariz y muchos más que nos hacen sentir bendecidos/as de hacer parte de la gran familia con apellido colectivo: Villanueva Mía!


Oh pue tay es de chercha… dejá el bochinche!

Un consejo no le hagan daño al Concejo de Villanueva

25/3/14 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Fabrina Acosta Contreras. Es natural que a pesar de vivir lejos de Villanueva que es la tierra de mis ancestros y por ende mi verdadera raíz, me conmueva todo cuanto tenga que ver con ella, lo hermoso, lo sorpresivo, lo folclórico, lo pacifico o lo violento.  Siento a Villanueva en mi corazón, ese pueblo inspirador al que siempre anhelo retornar, por estos días me enteré a través de las redes sociales de las amenazas que recibieron los concejales y concejalas de ese municipio; debo confesar que lo primero que pasó por mi mente fue pedir a Dios que por ninguna circunstancia permitiera algo tan doloroso como aquella matanza de un lluvioso siete de Diciembre, pues son situaciones que atraviesan el alma dejando heridas profundas no solo en las familias de las víctimas sino también en todo el pueblo.

Desde mis letras y con la mayor humildad pido al cielo que los mensajes que recibieron los concejales se queden en amenazas y que en Villanueva no irrumpa la violencia, es un pueblo que merece vivir la democracia, conciliar las diferencias, respetar la diversidad y armonizar con universos de criterios; pues eso significa sociedad, ser una dinámica heterogénea donde la búsqueda de uniformidad de pensamientos es el punto de partida del conflicto.

Hoy escribo desde mi amor profundo por la tierra del Cerro Pintao, ¿Cómo no amar esa tierra? Donde han nacido grandes poetas, músicos, matronas, artistas y hombres valientes, no se pueden dejar empañar las riquezas culturales e intangibles, por acciones violentas que solo logran desestabilizar a un pueblo que tiene toda la estructura para ser territorio de paz, no en vano aquellos y aquellas que vivimos en ciudades agitadas y estresantes anhelemos retornar a sus calles y deleitarnos con el olor a café de madrugada, gozarnos un buen vallenato en guitarra, estremecernos con el cántico de los gallos que anuncian las nuevas mañanitas de invierno o reencontrarnos con las escasas calles que aún quedan adornadas con piedras teñidas de un particular color rojizo.

Mi consejo con la fuerza femenina que se traduce en útero dador de la vida, es que no permitamos que a Villanueva retornen aquellas épocas de adversidades donde la inseguridad impida vivir y se silencien las sonoras carcajadas por gemidos de llanto, es hora de permitirnos vivir en armonía siendo conscientes de nuestras diferencias. Sueño que los sepelios que se den en el suelo villanuevero no sean por asesinatos y balas de odio, sino por vejez y llamado de Dios, porque la vida nos fue dada y no tenemos derecho a quitarla.

Viva la Villanueva que siempre tiene tirapiedras de sonrisas y relatos de buenas historias con la sabrosura del habladito “cantao” de la gente del sur de mi amada Guajira, vivan las reuniones familiares con buena comida, sancochos de gallina, plátano amarillo asado con queso, malanga cocida con una buena carne en bistec, y festivales de cunas de acordeones que hacen que todos los caminos conduzcan a esa tierra poseída por la poesía y la creatividad.

Un consejo no le hagan daño al concejo, la política debe ser el escenario para gestionar desarrollo para nuestro pueblo no la ruta del declive y la involución.


Viva Villanueva tierra de Paz!

Agua & Petróleo

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Amylkar D. Acosta M. “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio” Einstein. Justamente, en momentos en que el mundo entero se aprestaba a celebrar el Día mundial del Agua, los medios difundieron profusamente las imágenes dantescas de dos hechos deplorables que ponen de manifiesto los estragos del fenómeno del calentamiento global y sus secuelas en el medio ambiente. Se trata de la sequía que asola al norte de Casanare, provocando una mortandad de especies nativas y el devastador incendio en el Chocó que ha arrasado más de 3.000 hectáreas, amenazando con convertir al Parque Nacional de los Katíos en pasto de las llamas. En ambos casos la pagana ha sido el preciado líquido vital, el agua!

Y esto ocurre en Colombia, el primer país en el mundo en biodiversidad por kilómetro cuadrado y hasta los años 90 el cuarto país con la mayor disponibilidad de agua dulce por habitante del globo terráqueo. Lamentablemente, como producto de la acción combinada del impacto del cambio climático, la deforestación de 148 mil hectáreas anualmente y la degradación de algunos ecosistemas estratégicos para la regulación del agua, Colombia se ha visto relegada al puesto 24. Ello explica en gran medida el fenómeno que se viene dando a lo largo y ancho del país con los glaciales, los cuales, según el IDEAM, en los últimos 30 años se ha derretido el 57% de los mismos, lo cual es muy sintomático de lo que se nos viene pierna arriba sino se para esta carrera alocada de destrucción de nuestro propio hábitat.

A este propósito ha venido haciendo carrera en el país la especie según la cual la actividad de sísmica, exploración y explotación de hidrocarburos está afectando la oferta hídrica en las regiones en donde se desarrolla. Al punto que se ha vuelto un cliché la frase según la cual el país tendría que decidirse por el agua o por el petróleo, para quienes levantan esta consigna no hay término medio. Pero, ya veremos que esta es una falsa disyuntiva; en lugar de contraponer el agua al petróleo, debemos más bien ver cómo proteger el agua sin impedir el desarrollo de la industria petrolera, que también requiere el país para su desarrollo económico y social.

No se puede perder de vista que el sector minero junto con el hidrocarburífero constituyen la caja registradora, la que genera los recursos con los cuales el Estado financia sus inversiones, entre ellas las que están encaminadas a proveer de agua potable a la población. Valga decir a modo de ilustración que para el año 2012, entre impuestos y dividendos la Nación recibió de parte del sector minero-energético la suma de $31.4 billones, el equivalente al 80% del presupuesto de inversión de ese mismo año y al 24.9% de sus ingresos corrientes. Y es con tales recursos como se ha podido presupuestar por parte de la Nación para el cuatrienio 2010-2014 una inversión en abastecimiento de agua potable del orden de los $3.3 billones y a estos recursos se vienen a sumar más de $1 billón que se han asignado para tal fin con cargo a los recursos del Sistema General de Regalías (SGR) para el período 2012-2014.

Es claro como el agua que si la actividad de las empresas mineras y petroleras que nos proveen de tales recursos no se desarrolla utilizando buenas prácticas y si el Gobierno no exige se ciñan a los más exigentes estándares internacionales, tanto en la técnica, como en lo social y ambiental, ello pondría en riesgo la sostenibilidad ambiental. Es obvio de toda obviedad que no se permitirá por parte del Gobierno actividad alguna en zonas protegidas por la autoridad ambiental, como tampoco allí en donde se ponga en riesgo ya sean los nacimientos de agua, los acuíferos y/o la recarga hídrica de los cuales se sirven las poblaciones. Es más, el celo del Gobierno se pone de manifiesto al cumplir con estricto rigor el Principio de precaución contemplado en la Constitución Política (artículos 8, 79, 80, 289 y 334), en la Ley 99 de 1993 y en la Ley 164 de 1994, que ratificó el Convenio Marco de las Naciones Unidas (ONU) sobre Cambio climático. En virtud del mismo, ante la duda fundada de daño grave e irreversible en el medio ambiente que pueda sobrevenir en desarrollo de esta o cualesquier otra actividad, se deberán tomar las medidas preventivas tendientes a evitarlo.

Por lo demás, allí donde hay petróleo hay gas y hay agua asociados al mismo; con la extracción del crudo se extraen también cantidades crecientes de agua. A modo de ejemplo en el Campo Rubiales se extraen en promedio 200 mil barriles de crudo diariamente al tiempo que, mezclado con él, salen a la superficie 2.8 millones de agua, para un promedio de 14 barriles de agua por cada barril de crudo. Y se estima que para el 2015 esa proporción será de 20 a 1. Y qué hacen las empresas operadoras de los campos petroleros con esa agua? Tienen tres opciones: o la reinyectan al pozo, entre otras cosas para mejorar la tasa de recobro de crudo, la vierten sobre cuerpos de agua superficiarios o también la pueden utilizar ya sea para riego e incluso para consumo humano. En cualquiera de los casos dicha agua deberá ser tratada por parte de las empresas a su propio costo antes de disponer de ella, porque así lo estipula la Ley. Dicho sea de paso, la industria petrolera sólo consume el 0.35% del total del consumo nacional de agua y de contera invierte anualmente $90.000 millones en la preservación, protección y recuperación de las cuencas hidrográficas de las cuales se sirve, en cumplimiento de la norma que introduje en su momento en el texto de la Ley 99 de 1993. No huelga decir que la industria petrolera reforesta 3 hectáreas por cada hectárea intervenida en el curso de sus operaciones. Cabe resaltar que dicha suma equivale al doble del presupuesto anual de la Unidad de parques naturales.

Actualmente Ecopetrol y Pacific Rubiales adelantan sendos proyectos de reutilización de esta agua para cultivos agrícolas en la Altillanura, en donde tanta falta le hace el agua para el desarrollo de su vocación agrícola. En el primer caso, se adelanta en el Distrito de Castilla un cultivo experimental de 80 hectáreas entre palma africana y especies nativas, para lo cual se vienen utilizando 80 mil barriles día de agua proveniente del campo petrolero. Por su parte Pacific Rubiales viene desarrollando un proyecto todavía más ambicioso, el de La Cascada, para irrigar inicialmente 1.300 hectáreas de palma, que se extenderá a 2.000 hectáreas más, para lo cual han montado una planta con capacidad de dar tratamiento a 1 millón de barriles diarios del agua requerida para el mismo. A su vez la mpresa CANACOL está instalando varias plantas de tratamiento integral de aguas residuales para potabilizarlas en el campo Leono, reduciendo a su mínima expresión el porcentaje de rechazo. De modo, que no hay incompatibilidad entre la agricultura, el medio ambiente, el agua y el petróleo; experiencias como estas desmitifican muchas de las especulaciones que tienden a satanizar tanto a la minería como al petróleo atribuyéndoles males bíblicos que no traen consigo. Especulaciones estas sin fundamento científico alguno que no tardan en convertirse en prejuicios ampliamente difundidos.


Bogotá, marzo 21 de 2014

Daniel Celedón, Villanueva y sus amigos

0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Hernán Baquero Bracho. Todo se encuentra listo en Villanueva, en la casa de José “casquita” Mazeneth Cabello, para el reencuentro del cantaautor y jurista Villanuevero Daniel Celedòn Orsini, para celebrar sus primeros 64 años terrenales, este viernes 21 de Marzo que se ha denominado por los expertos parranderos, este gran encuentro de Daniel Celedòn y sus Amigos. Allí en el kiosco emblemático de “Casquita” Mazeneth como haciendo eco al síndrome del elefante, el versátil compositor y cantante, el tío de Jorgito Celedòn, quien lo descubrió y lo encaminó a su grandeza como artista, estarán: “Cao” Mendoza, “Beto” Murgas, Norberto Romero, “Beto” Barros, Poncho Cotes JR, Rosendo Romero, “Fello” Gámez, Ismael Rudas, Lucas Daza Peña, Stevenson Pimienta Solano, Hernando Romero Brito,  Cesar Castillo, Miguel Rosado y su guitarra de oro y por supuesto  el folclorista, jurista y compositor José “Casquita” Mazeneth, el anfitrión por relevancia de esta parranda que tendrá visos de inolvidable, entre otros. Allí ha sido invitado de manera especial el Cardenal mayor y Director General del Diario del Norte Ismael Fernández Gámez y comitiva.

Para Daniel Celedòn la amistad ha sido siempre un pedestal y de ahí que una de sus composiciones lleva por título ese activo intangible que refresca el alma y da tranquilidad en el corazón. Por ello uno de sus grandes amigos “Casquita” Mazeneth, guarda tantos recuerdos de esa amistad que se ha patentizado en el tiempo y ningún terremoto de los chismografos la ha podido cambiar. Allí conserva en su residencia la guitarra bendita con que “Nando” Marín, hizo tantas canciones hermosas y fue donada por su hijo Deimer a Mazeneth Cabello. Allí guarda con celo el acordeón con que Israel Romero grabó con Rafael Orozco, en una de sus primeras producciones musicales del Inmortal Binomio de Oro. Allí guarda la Caja y la Guacharaca del primer festival del Cuna de Acordeones  en el año de 1979. Allí conserva la piyama y el cepillo de dientes que usó en su casa el maestro Rafael Escalona Martínez.

Y como “Casquita” Mazeneth no destiñe en la amistad con Daniel, allí conserva los L.P grabados con Israel Romero e Ismael Rudas con el sello costeño. Con Israel Romero se encuentra en el baúl de los recuerdos: “Versos del Alma” donde están cuatro temas de Daniel: Pobres Arhuacos, Versos del Alma, Al viejo Mile, Me cansé de esperarte y mi sospecha. De José “Casquita” tus ojos ríen, el primer merengue grabado por el “Pollo” Isra; la viajera de Lucas Daza, linda morena de Israel Romero, sin Olvido de Luis Moya Daza, tu desaire de Esteban “Chiche” Ovalle, flor morena de Roberto Daza. De igual manera conserva el L.P grabado también con Israel Romero “Rumor Vallenato”: digan lo que digan y amanecemos parrandeando de Israel Romero; aunque pasen los años de José “Casquita”, el limosnero de Daniel, compañera del alma de Rosendo Romero, Agustinita de Juan Manuel Muegues, calles nostálgicas de “Beto” Murgas, el Cóndor de Lucas Daza Peña, la guajirita de Julio Rumbo, indiferente de Julio Oñate Martínez.

Allí en esa historia inolvidable se encuentra el L.P grabado con Norberto Romero: “Gira mundo” donde se destacan tres temas de Daniel: mi abuelo, aun te quiero y penas; “Gira mundo” de Rosendo Romero, el Chaparrón de Julio Oñate Martínez, estoy solo de Fernando Meneses, el testamento de Rafael Escalona, mi castigo de Julio Rumbo y Laura de Israel Romero, dedicada a una de sus primeras enamoradas Laura Cotes Ovalle, la hermana de Poncho Cotes JR, quien ya no se encuentra con nosotros. Allí los recuerdos continúan floreciendo y esta vez el L.P grabado con Ismael Rudas: “Amigo Mío” de la autoría de Federmann Fuentes, la gota fría de Emiliano Zuleta Baquero, José “Casquita” de Daniel, el trajecito gris de Armando Zabaleta, triste cantor de Ismael Rudas, aquellos niños de Daniel, bendita sean las mujeres de Tomas Darío Gutiérrez, la tijera de Luis Enrique Martínez, aquella tarde de Ismael Rudas, entre otros, también con el sello costeño.   


Y para no variar conserva “Casquita” Mazeneth los CD por supuesto de Daniel Celedòn para la inmortalidad: “Rancherisimo” imitando a Pedro Infante y a Placido Domingo; “Daniel Celedòn y sus Amigos”: Beto Villa, Israel Romero, Bolañito, Fello Gámez, Alfredo Gutiérrez y la novia de Barranquilla Esthercita Forero, donde interpreta un tema con ella “Así era mi abuela”. El otro CD es “Daniel Celedòn con todos sus Acordeoneros”: Israel Romero, Ismael Rudas, Norberto Romero, “Chiche” Maestre,  “Fello” Gámez y Juan Carlos Padilla. Uno de los mayores patrimonios folclóricos que ha dado sin duda el Vallenato, es Daniel Celedòn Orsini, para orgullo nuestro y Orgullo Villanuevero. ¡Pa’ que Mas! 

¿Por qué aceptar la postulación a la Gobernación de La Guajira?

12/3/14 1 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Por: Álvaro Enrique Rodríguez Bolaños. En mi trasegar por la vida he logrado, con denodado esfuerzo personal y familiar, ser abogado de la Universidad del Atlántico, especialista en derecho laboral de la Universidad Libre, en derecho administrativo de la Universidad Santo Tomás, en derecho público e instituciones jurídico-políticas de la Universidad Nacional, en convenio con la Universidad de La Guajira, Diplomado en Altos Estudios en Gerencia Política y Gobernabilidad The George Washington University-The Graduate School Of Political Management – Universidad del Rosario, profesor catedrático de la Universidad de La Guajira, Coordinador de la especialización de Derecho Administrativo del Convenio Uninacional-Uniguajira, facilitador de la Escuela Judicial Rodrigo Lara Bonilla; así como Concejal en tres (3) oportunidades del Municipio de Villanueva (La Guajira), mi tierra natal,  Diputado del Departamento de La Guajira, Jefe de la Oficina Jurídica del Departamento de La Guajira, Asesor del Despacho del Gobernador de La Guajira, Secretario de Hacienda (E), Gerente Liquidador de la Empresa de Obras Sanitarias de La Guajira “EMPOGIRA LTDA”, Magistrado de los Tribunales Administrativos de La Guajira, Boyacá, Bolívar y Cesar; adquiriendo finalmente el status de pensionado, por haber cumplido los requisitos legales para disfrutar de tal derecho.

De regreso a los estrados judiciales, en esta oportunidad, al otro lado de la baranda, nuevamente en mi condición de abogado en ejercicio del litigio, observo el crítico panorama por el atraviesa nuestro Departamento de La Guajira, luego de la conocida situación jurídica en la que se encuentra JUAN FRANCISCO GÓMEZ CERCHAR, quien fue elegido mayoritaria y popularmente para el periodo 2012-2015, lo cual ha traído como consecuencia una profunda crisis política, institucional, de gobernabilidad, de credibilidad e imagen, que ha generado confusión, desesperanza e incertidumbre en todos los sectores, comunidades y habitantes del Departamento, en general.

En medio de ese entorno crítico, he sido sorprendido por el oráculo de Diario del Norte, que incluyó mi nombre como aspirante a la Gobernación de La Guajira, para las elecciones atípicas en las que se debe escoger el reemplazo del titular, a quien le fue aceptada su renuncia irrevocable, para completar el periodo 2012-2015, por lo que, enterado de ello, reflexioné respecto de la necesidad urgente de que todos los Guajiros que hemos tenido la oportunidad de formarnos en el conocimiento de las instituciones públicas y privadas, que hemos ejercido la política, funciones públicas, administrativas, jurisdiccionales y diversidad de profesiones,  debemos estar prestos a ofrecer nuestro concurso, disposición y servicios para colaborar en la solución pronta de tan grave crisis, uniendo esfuerzos y voluntades; pero, ante todo, deponiendo odios y rencores, para lograr el objetivo común, el desarrollo armónico y sostenible de nuestras entidades territoriales y de sus habitantes, así como la recuperación de nuestra imagen como personas de bien, para despojarnos de los estigmas  de la corrupción y la violencia, con los que osan identificarnos al interior del país.    

Hoy se  observa cierto desánimo  de los Guajiros por la política y los políticos tradicionales, reina la desconfianza, aunque con la esperanza de opciones diferentes y novedosas, con personas que representen alternativas legítimas e innovadoras, que muestren coherencia entre sus propuestas y sus actos, en las que se sientan representados cada uno de los habitantes de nuestra extensa península. Es por ello que, entre todos, mancomunadamente, debemos reconstruir una Guajira incluyente, con políticas públicas capaces de impactar positivamente en todos los entornos, políticos, sociales y económicos, que resuelvan los paradigmas generadores de la situación actual, abriendo paso a las oportunidades reales, para el acceso de todos los Guajiros y Guajiras al trabajo, a la salud, la educación, la nutrición, a una infraestructura de servicios públicos eficientes, salubridad y ambiente sano, etc.; sin distingos de género, raza, edad, sexo o condición. 

Después de conocidos los resultados de los comicios del domingo, parece despejarse un poco el panorama político de La Guajira, pues existen fundadas esperanzas en que, con el renovado y merecido voto mayoritario de confianza de los Guajiros y Guajiras al Representante ALFREDO DELUQUE ZULETA y el regreso de ANTENOR DURÁN CARRILLO al Congreso de la República, se esperan nuevos vientos y buena mar para todos los Guajiros; muy a pesar de no haber obtenido una representación directa en el senado, aunque, no obstante la gran dispersión de votos depositados por una inmensa lista de candidatos de todo el territorio nacional, hubo una numerosa votación para BERNARDO “ÑOÑO” ELÍAS VIDAL y JOSÉ ALFREDO GNECCO, que fue decisiva para su elección en destacados lugares del concierto nacional, lo que los compromete a llevar una decorosa y efectiva representación de nuestra península en la cámara alta del Congreso de la Republica.

Invito a todos los Guajiros y las Guajiras con formación, capacidad, experiencia, pero, ante todo, con independencia, liderazgo y credibilidad, cuya existencia estoy seguro que abunda dentro y fuera del Departamento, a ofrecer su concurso, como aspirantes o miembros activos de la colectividad, para permitir a los ciudadanos y ciudadanas de La Guajira la escogencia del candidato de sus preferencias, pero que dé la talla, dentro de una gama excelsa de nativos o residentes que reúnan el perfil de quien, en estos difíciles y cruciales momentos debe regir los destinos de todo el pueblo Guajiro. Llamado este que se hace extensivo a los partidos, grupos y movimientos políticos existentes, para que coadyuven este propósito, sin odios, rencores, revanchismos, sino con altruista civilidad; así como a los electores, para que concurran masiva, libremente y a conciencia, a la escogencia de la persona adecuada para regir los destino de La Guajira, por lo que resta del periodo, como como así también lo desean y esperan la mayoría de los alcaldes de los municipios del Departamento.


Álvaro Enrique Rodríguez Bolaños

El Furor de la “ÑOÑOMANÍA”

25/2/14 0 comentarios ¡Deja tu comentario aquí!


Hernán Baquero Bracho – Columnista. Desde hace dos décadas, en la historia política de La guajira, no despertaba tanto entusiasmo una aspiración al Senado de la República, como lo que está sucediendo con el actual Senador por el partido de la U, Bernardo Elías Vidal, conocido cariñosamente como “Ñoño” Elías y su movimiento político, como un imán de simpatía “La Ñoñomanía”, quien desde ya por las encuestas a nivel nacional es considerado como Senador seguro con una altísima votación y por ese furor que ha despertado en toda La guajira es considerado el Senador guajiro – esa es la democracia, cuando dirigentes de otras regiones se ganan la confianza y la credibilidad de los de acá – y Villanuevero por excepción, donde tiene y goza de una fanaticada gracias a la llavería que ha conformado con la familia Lacouture Peñaloza: Jaime Enrique Lacouture Lacouture y su esposa Cielomar Peñaloza de Lacouture. En Villanueva cada día aumenta más en opinión,  en simpatizantes y en nuevos miembros que suman como la gran mancha triunfalista a su movimiento político.

Hay que destacar ese furor de la “Ñoñomanía” en toda la Península: en Uribia bajo la coordinación del ex parlamentario liberal Wilmer González Brito y la ex alcaldesa de ese municipio Cielo Redondo, donde allí “Ñoño” Elías también juega como local; en Maicao la concejal Alejandra Gómez Orduz, el ex Secretario de Hacienda Departamental Reyes Rodríguez, los dirigentes “Chevito” López y su hermano Alfredo López Bolívar, así como Heiman López se han colocado la camiseta y han puesto a sonar fuertemente el movimiento de la “Ñoñomanía”; en Riohacha, el concejal Olimpo Núñez y una serie de líderes de las diferentes comunas se han unido a esta causa de la política seria y comprometida de Bernardo Elías Vidal; en Albania, seis concejales han puesto a la “Ñoñomanía” a sonar de manera pegajosa y de manera comprometida; en Fonseca bajo el liderazgo del movimiento del ex candidato a la alcaldía de ese municipio, el liberal José fuentes Amaya, están dando ejemplo de cumplimiento y de responsabilidad de trabajo en equipo por el Senador Cordobés pero que despierta también la simpatía del pueblo Fonsequero; en Sanjuán del Cesar bajo el liderazgo del ex Diputado y ex candidato a la alcaldía Jaime Rafael Daza, despierta cada dio más el compromiso de pa´lante por mi gente; en Urumita dos frentes trabajan en el mismo sentido por un lado la ex alcaldesa de ese municipio Eunice Murgas Saurith y su movimiento político y por el otro lado el ex candidato a la alcaldía Lenin Liñán y su movimiento, han unido esfuerzos en un solo sentido: “La Ñoñomanía”.

En El molino donde el Senador Cordobés ha hecho más presencia en obras, la mayoría de ellas son por su gestión con dos administraciones seguidas, la de el ex alcalde “Lalo” Escobar y la de la actual José Fernando Zabaleta López. Allí ha ocurrido un fenómeno que las dos fuerzas políticas de mayor votación se han unido por la causa de “Ñoño” Elías, por su seriedad  y compromiso en bien del municipio molinero y de su clase profesional. En El molino también “Ñoño” Elías juega de local.


En Villanueva donde su gente, una gran porción si no es la mayor, lo admira, siente un especial cariño por el Senador de Sahagún. Él se ha ganado ese cariño con creces. Por su comportamiento ejemplar, por los logros en beneficio de centenares de profesionales que han recibido un apoyo incondicional de “Ñoño” Elías y por su compromiso con la cultura villanuevera. Bajo el liderazgo y generalato de los esposos Lacouture Peñaloza, se han hecho cosas interesantes por esa cultura, por el deporte, por el desarrollo implícito de los mismos profesionales. A este proyecto se han sumado tantos lideres que enunciarlos a todos daría para más de una cuartilla, pero tomemos algunos de referencia: Jorge “El Cacha” Céspedes, los hermanos Ulises y Anaís Ibarra Daza, el ex Parlamentario José Joaquín “Quin” Vence, Claudia Robles Jiménez y su esposo Eduardo Lacouture; el concejal Ubaldo “El Negrito” Pérez, Karen Orcasita Anillo  y toda su familia, Aliskair De la Hoz Rodríguez y familia, Ana García, el ex candidato a la alcaldía y la segunda fuerza política del municipio “Beto” Baquero Daza y todo su movimiento político; Jorge Lacouture, José Mendoza y familia, Henry Vargas, Oscar Acosta, la familia Fernández Valverde, en  cabeza del ex notario, abogado y compositor Jesualdo Fernández Valverde; la popular “Tama” López y toda su familia, el ex concejal Darío Carrillo y familia, el consejero de Corpoguajira y ex concejal Harold Pavajeau Ovalle y familia; el ex concejal Alonso Guerra, Alberto “Coco” Olivares, el ex candidato a la alcaldía y jurista Ramiro Olivella Bolaño, Aurelio Mindiola, Wilber Baquero Daza, Osvaldo Díaz y familia, Darío Martínez Ferreira   y el numeroso grupo de logística de su campaña, que siempre están con las pilas puestas. El domingo 9 de Marzo, con su voto miles de villanueveros, saldrán a refrendar su confianza y cariño en Bernardo Elías Vidal como uno de los primeros Senadores de la U a nivel Nacional. 

 
Villanueva mía © 2011 | Designed by RumahDijual, in collaboration with Online Casino, Uncharted 3 and MW3 Forum